Primeras impresiones del videojuego Creature in the Well

¿Un videojuego de aventura basado en pinball? Así es Creature in the Well

Creature in the Well te invita a ver al pinball de una nueva manera.

Lo bueno

    Los elementos de pinball se integran a la perfección
    Mundo intrigante y hermoso de explorar
    Variedad de armas
    Enemigos abstractos

Lo malo

    No sabemos cómo será la progresión del protagonista

Flight School Studio se presentó este año en una de las conferencias Nindies Direct para revelar Creature in the Well, un videojuego que fusiona una aventura al mejor estilo The Legend of Zelda con un elemento bastante particular: nada más ni nada menos que pinball.

Si, leyeron bien. En el marco de la conferencia E3 2019, pudimos probar por un rato esta novedad que llega de la mano de Xbox. El pinball, un tipo de máquina de arcade icónica ha comenzado a ganar más presencia en los videojuegos, con títulos como Yoku’s Island Express, que toma su mecánica como base para explorar una isla manejando a un cartero y salvando a la población de un peligro viniendo desde las profundidades. Allí no había una forma de saltar más que utilizando las plataformas icónicas de pinball para impulsar al personaje.

Otros títulos tales como Pinball FX se han encargado de traer mesas icónicas al plano digital, además de experimentar con universos de Star Wars, Marvel, y mucho más. Pero Creature in the Well redobla la apuesta, integrando el pinball de una forma que se siente natural, creando una mezcla que nunca supimos que necesitábamos hasta este momento.

La aventura comienza en un escenario bastante inhóspito, mientras controlamos a un robot que se mueve entre la arena hasta entrar a lo que parece ser una estructura abandonada hace decenas de años. Allí, utilizando un tubo como primera arma, comenzamos a familiarizarnos con exactamente cómo se integran estos elementos en la experiencia.

Creature in the Well te invita a que veas el pinball de otra manera

Las pelotas parecen estar hechas de luz, y suelen estar en un lugar fijo del escenario, reapareciendo una vez que las tomamos. Todo lo que debemos hacer es pegarles para iniciar el movimiento, y el juego es muy preciso en llevarlas a la dirección a la que estamos apuntando. Creature in the Well te invita a que veas el pinball de otra manera, pero siempre respetando su naturaleza, en la que las físicas y la precisión lo son todo.

primeras impresiones creature in the well 2

Al principio estas pelotas sirven para golpear lugares específicos de los niveles, para así obtener energía que nos permitirá abrir puertas y activar mecanismos para continuar camino. Pero no tarda en complicarse, y comenzamos a tener que esquivar trampas o láseres mientras que realizamos esto. Hay un botón dedicado para hacerlo, y no hay estamina de la que preocuparse. Solo es cuestión de saber cuánto tiempo podemos ser invulnerables luego de movernos, y no perder de vista la ruta de las pelotas.

Se trata de un mundo en el que el escenario es el protagonista, luciéndose con un estilo artístico bastante sutil pero interesante a la vez. El personaje que utilizamos no habla, pero en la demo encontramos un NPC con el que pudimos escuchar lo que decía a través del diálogo, además de encontrar notas en partes del escenario que contaban que fue lo que pasó en el lugar. La tormenta de arena arrasó con todo, y parece que solo unos pocos lograron salvarse, y ahora están intentando volver a traer vida a esta mundo.

Otro elemento curioso es que no vimos enemigos persiguiéndonos o queriendo atacarnos cuerpo a cuerpo, sino que los peligros son casi siempre ligados al entorno. Incluso durante la pelea contra un jefe final, del cual solamente podíamos ver sus gigantes manos tomando la plataforma donde estábamos parados y manipulándola, no había ataques directos. Siempre es todo a través de obstáculos, y uno debe ser rápido para esquivar y golpear en los lugares indicados para así lograr recobrar energía y tener menos proyectiles de los que preocuparse hasta que logramos derribarlos a todos.

Las armas son un misterio por el momento, pero logramos encontrar dos adicionales en nuestro tiempo con Creature in the Well. Una de ellas era una espada que formaba parte de la historia, dejándonos acumular varias pelotas a la vez para luego rematarlas todas juntas al pegarles con el tubo, pudiendo así llegar a más lugares del escenario en simultáneo. Luego nos topamos con unas dagas secretas que revelaban la trayectoria hacia donde las pelotas iban a ir, lo cual resultó más que útil con la pelea contra el jefe.

Todo en el juego demuestra que hay mucho más para descubrir, y que habrá decenas de rincones y secretos escondidos esperando a ser explorados. La premisa de integrar tan bien los elementos de pinball ya nos tiene cautivados, pero a la larga, creo que será la búsqueda del trasfondo sobre lo que sucedió en este mundo intrigante lo que nos mantendrá enganchados en Creature in the Well.

Recomendaciones del editor