Skip to main content

Los mejores (y peores) videojuegos de lucha libre

Este primer fin de semana de abril los fanáticos de la lucha libre están de fiesta, puesto que se llevará a cabo la versión 38 de WrestleMania, el evento más importante de este tipo de entretenimiento deportivo, que viene a ser un símil del Super Bowl del fútbol americano.

Ante esto, los seguidores de esta actividad se preparan para ver a sus luchadores favoritos, y una de las vías para aquello es a través de los videojuegos, que han ofrecido verdaderos clásicos que han quedado en la memoria y otros que si bien han generado el mismo efecto, por desgracia no ha sido precisamente por su calidad.

Te va a interesar:

Por ello, hacemos un repaso por aquellos títulos que marcaron generaciones y que hasta el día de hoy algunos añoran volver a ver alguna producción que se acerque a esos tiempos de triunfo; mientras que otros es mejor dejarlos enterrados como varios luchadores que pasaron sin pena ni gloria por las empresas de lucha libre.

WWF No Mercy (N64)

Seguramente, el videojuego por excelencia de esta actividad (junto a otro de PSX que más adelante repasaremos), título alcanzado gracias a su jugabilidad cercana a la simulación, además de contar con un extenso roster de luchadores y que a día de hoy cuenta con una comunidad de modders que siguen lanzando paquetes con superestrellas más actuales.

Lanzado en pleno apogeo de la WWF en 2000, el exclusivo de Nintendo 64 distribuido por THQ toma la base de otros clásicos como WCW vs NWO Revenge o WrestleMania 2000, con el fin de entregar un producto redondo, en donde los combates largos con amigos estaban a la orden del día.

A su jugabilidad, se le suma un par de modos donde podremos desbloquear a distintos luchadores: Championship (en el que elegiremos el título que queremos alcanzar o bien defender) y Survival. Además, contamos con una tienda en el que también tenemos la posibilidad de comprar a superestrellas, así como atuendos, movimientos y arenas, entre otros aspectos.

WWE 2K20 (PS4 – PC – Xbox One)

Llega a ser curioso que en contraposición al título anteriormente señalado y que salió al mercado hace más de 20 años, este título significó que 2K se tomara su tiempo para desarrollar un producto a la altura, no solo de lo que es WWE en la industria de la lucha libre, sino que también como un videojuego propiamente tal.

Un festival de bugs, modelos de luchadores anticuados y gráficas que nos hacen olvidar que estamos ante un videojuego de la octava generación de videojuegos. Poco se puede destacar de WWE 2K20, que básicamente es un videojuego roto gracias a sus glitches, que se pueden ver en un montón de videos alojados en YouTube.

Un fracaso total para un juego que estaba llamado a ser el título de “despedida” para las consolas PS4 y Xbox One; llegando incluso a dejar tambaleando el acuerdo por la licencia entre la empresa de lucha libre y 2K, propiedad de Take Two.

WWF SmackDown 2: Know Your Role (PSX)

Tal como pasó con WWF No Mercy en N64, esta obra se ganó el corazón de los fanáticos también a inicios de la década del 2000, pero esta vez más bien por una jugabilidad cercana al arcade, aunque con un montón de estipulaciones en sus luchas y un modo carrera larguísimo.

Es justamente esta opción la que nos permitirá, además de desbloquear a varios luchadores, pasar el mayor tiempo disfrutando el título de PlayStation, ya que cuenta con historias divertidas y que retratan varios pasajes históricos de lo que ocurría en los programas de la WWF en aquella época, como cuando por ejemplo Stone Cold destruyó el bus de Degeneration-X.

A lo anterior, se suman otros detalles que hacen inolvidable a Know Your Role, como aquellas entradas con el fondo del video de los titantrones de los luchadores, que si bien en la actualidad pueden verse anticuados, aún guardan cierto encanto, en vista de que en aquellos años la tecnología del CD permitía contenido multimedia que Sony explotaba con su PlayStation, a diferencia de su competencia en Nintendo con la N64.

WWE 2K18 (Nintendo Switch)

Penoso ha sido el paso de 2K con la franquicia de WWE, ya que lo que prometía ser un título disfrutable en la portátil de la gran N, terminó también en ser un producto con poca dedicación y con una serie de problemas, principalmente en el framerate.

A pesar de tomar varios aspectos de las versiones de PS4, PC y Xbox One, la versión de Switch de WWE 2K18 también tuvo una presentación deficiente, que se nota en los detalles gráficos y en la serie de bugs que se observan a la hora de tener un combate.

Para peor, el título contó con un retraso que llamó la atención en su momento, pero que luego se entendió, ante el pobre videojuego que terminó siendo y que incluso hizo que la franquicia tuviera un debut y despedida en la última consola de Nintendo, ya que no hubo más ediciones de la saga en la plataforma.

WWE SmackDown! Here Comes the Pain (PS2)

El llamado por muchos como el sucesor de WWF No Mercy, HCTP vuelve a ofrecer una jugabilidad más cercana a la simulación, además de pulir aspectos que le otorgan profundidad al sistema de juego para los fanáticos de la lucha libre.

Lanzado en plena época de la Ruthless Agression, contamos otra vez con un extenso roster de luchadores de la talla de Goldberg, Brock Lesnar, The Rock, Stone Cold y The Undertaker; así como también con el debut de figuras que se transformarían en íconos con el paso del tiempo como John Cena, Randy Orton o Batista.

A lo anterior, se agrega una cantidad extensa de tipos de combates, donde debuta en videojuegos por ejemplo la espectacular Elimination Chamber, al igual que otras estipulaciones menos populares.

Además, HCTP suma un modo temporada, en el que ganaremos dinero y podremos comprar a superestrellas, atuendos, arenas, entre otras cosas.

Un juego redondo y que también cuenta detrás con una comunidad que en la actualidad sigue actualizando el roster con figuras actuales, en vista de que cuenta con una jugabilidad que ha costado ser replicada, ya que si bien toma toda la base de la simulación, no olvida los detalles divertidos más arcade.

Recomendaciones del editor