Uber y la NASA probarán taxis voladores en Los Ángeles

La carrera por desarrollar los mejores carros autónomos parece un juego de niños cuando hablamos de carros voladores. Y esta podría ser una realidad más cercana ahora que Uber y la NASA anunciaron una alianza para empezar a probar taxis autónomos voladores en Los Ángeles.

Esta es una alianza de una agencia gubernamental con una organización privada, lo que garantiza de cierta forma que las restricciones del gobierno y legislación frenen el proyecto, aunque puede que tardar un poco en desarrollarse el proyecto.

El anuncio fue hecho en el Web Summit Tech Conference en Lisboa. Según el anuncio, se trata de un esfuerzo hecho para desarrollar tráfico aéreo a altitudes bajas. Uber quiere hacer despegues y aterrizajes verticales que vuelen a altitudes bajas.

Uber Elevate

La NASA ya está trabajando con otras empresas en proyectos similares, más que todo con drones, pero esta es la primera alianza de Uber con una agencia gubernamental.

Según un comunicado de Uber escrito por el Jefe de Producto, Jeff Holden, “UberAir hará más vuelos diariamente que nunca y hacerlo de forma segura y eficiente requerirá un cambio fundamental en la forma como se maneja la tecnología para administrar el espacio aéreo”.

A principios de este año, Uber estaba hablando con autoridades locales en Dallas y Dubai para llevar sus taxis aéreos a esas ciudades. Y ahora, Los Ángeles se une a esa lista de ciudades que contarían con este modo de transporte a partir del 2020 en un proyecto piloto. La idea es tener el proyecto listo antes de que se desarrollen los Juegos Olímpicos en esta ciudad en el año 2028.

Este proyecto está siendo liderado por el exingeniero de la NASA, Mark Moore quien fue contratado por la empresa a principios de este año. Sin duda el acercamiento a esta agencia gubernamental podría restaurar un poco el golpeado nombre de Uber, empresa que no ha tenido el mejor año en cuanto a relaciones públicas.