El coronavirus fulmina la práctica del refill en McDonald’s

McDonald’s ha tomado medidas para enfrentar la pandemia de COVID-19, eliminando su servicio de refill, con el que podías servirte toda la soda que quisiera en sus locales.

La empresa de comida rápida anunció que dejará de ofrecer este servicio en más de 14,000 restaurantes de Estados Unidos, debido a que adoptará un nuevo enfoque sanitario, informó The Wall Street Journal.

La compañía señaló que “desde el comienzo de la crisis en febrero, nuestras prácticas de seguridad y saneamiento han sido informadas por la guía de nuestros propios expertos en enfermedades contagiosas y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)”.

McDonald's retira fuentes de servicio de sodas por COVID-19

En efecto, la compañía presentará un nuevo manual de instrucciones sanitarias de 59 páginas, en el cual se especifican todos los esfuerzos para desinfectar los locales.

Justamente, la prohibición de los autoservicios para gaseosas está dentro de los cambios en los reglamentos, debido a que muchas personas manipulan las máquinas expendedoras.

“Estamos avanzando aún más estas pautas de salud y seguridad al implementar estándares a nivel nacional en los 14,000 restaurantes en Estados Unidos”, recalcó McDonald’s.

La empresa impondrá las siguientes medidas:

  • Distanciamiento social
  • Cierre de las estaciones de servicio de bebidas
  • Aplicación completa de los nuevos estándares sanitarios

La firma está pidiendo a sus cientos de franquiciados en Estados Unidos que impongan estas medidas a lo largo de los locales, para evitar la proliferación de contagios en las sucursales.

Según ha indicado, la medida no tiene que ver con estrategias de venta y ha sido creada exclusivamente para aplicar el reglamento sanitario y evitar que los restaurantes sean un foco de contagio de COVID-19.

Recomendaciones del editor