Skip to main content

Una gota de agua tiene el secreto para construir vida

Un grupo de químicos de la Universidad de Purdue han descubierto un mecanismo para que las reacciones formadoras de péptidos ocurran en el agua, y más específicamente han observado esto a través de una gota de agua.

Los péptidos se forman gracias a moléculas primordiales, aminoácidos simples, que ayudan a la aparición de estos bloques de construcción de la vida, en gotas de agua pura.  El descubrimiento del equipo fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

«Esta es esencialmente la química detrás del origen de la vida», dijo Graham Cooks, profesor distinguido de química analítica Henry Bohn Hass en la Facultad de Ciencias de Purdue.

Los aminoácidos crudos, algo que los meteoritos entregan a la Tierra primitiva diariamente, pueden reaccionar y engancharse para formar péptidos, los componentes básicos de las proteínas y, finalmente, la vida.

Cooks, un experto en espectrometría de masas y química de la Tierra primitiva, y su equipo han descubierto la respuesta al enigma: «El agua no está mojada en todas partes». En los márgenes, donde la gota de agua se encuentra con la atmósfera, pueden tener lugar reacciones increíblemente rápidas, transformando los aminoácidos abióticos en los bloques de construcción de la vida. Los lugares donde el rocío del mar vuela en el aire y las olas golpean la tierra, o donde el agua dulce burbujea por una pendiente, eran paisajes fértiles para la evolución potencial de la vida.

«Las tasas de reacciones en las gotas son entre cien y un millón de veces más rápidas que los mismos productos químicos que reaccionan en la solución a granel», dijo Cooks.

Recomendaciones del editor