Conoce qué es NFC y los prácticos usos de esta tecnología inalámbrica

Mucho más que pagos inalámbricos: todo lo que puedes hacer con la tecnología NFC

La mayoría de los teléfonos inteligentes están equipados con tecnología NFC. Es posible que no lo hayas notado, pero es probable que tu teléfono esté usando NFC en este mismo instante. No te preocupes, esta herramienta utiliza muy poca batería y una reducida potencia de procesamiento, pero a cambio te ofrece una serie de beneficios que mejoran la funcionalidad de tu dispositivo. ¿No sabes qué es NFC y para qué sirve? Aunque se usa ampliamente en aplicaciones de pago y transferencia de datos,  tiene muchos otros usos que pueden facilitarte la vida.

¿Qué es NFC?

Qué es NFC

NFC significa comunicación de campo cercano (near field communication, en inglés) y permite que teléfonos, tabletas, computadoras portátiles y otros dispositivos compartan datos fácilmente. Evolucionó a partir de la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés), que está detrás de la tarjeta que te permite ingresar todas las mañanas a tu trabajo o como la que tiene el dispositivo para pagar el peaje en la carretera.

NFC es similar a RFID, pero se limita a la comunicación en una distancia de aproximadamente cuatro pulgadas (10 centímetros), por lo que debes mantener tu teléfono tan cerca del lector sin contacto si usas Apple Pay o Samsung Pay.

La mayoría considera que el pequeño radio con el que funciona NFC le brinda mayor seguridad, una de las razones por las que esta tecnología ha despegado como una alternativa segura para las tarjetas de crédito. Sin embargo, NFC tiene muchos más usos que pagar un café en Starbucks. También es útil para transferir datos como videos, información de contacto y fotos entre dos dispositivos que cuenten con NFC.

¿Cómo funciona NFC?

A diferencia de Bluetooth, para usar NFC no necesitas ningún emparejamiento entre los dispositivos para comenzar la transferencia de datos. La conexión se inicia automáticamente cuando otro dispositivo NFC entra en el rango de las cuatro pulgadas. Una vez dentro del alcance, los dos dispositivos se comunican y envían mensajes al usuario. NFC tiene un gran potencial y por eso detallamos tres formas para que puedas sacarle provecho.

Pagos con NFC

Pagos móviles

Si colocas tu teléfono inteligente a menos de cuatro pulgadas del lector sin contacto en una tienda, tu billetera digital se desplegará y te pedirá que confirmes el pago. Con Apple Pay, esto se hace colocando el dedo en la función Touch ID del botón de inicio o escanear la cara con Face ID. También funciona con Google Pay y Samsung Pay.

Compartir entre dispositivos Android

NFC te permite compartir contenido entre dispositivos Android

Cuando dos dispositivos Android equipados con NFC estén dentro del radio, te aparecerá un mensaje que te preguntará si quieres “transmitir” algún contenido (videos, información de contacto o fotos) al otro equipo. Los dispositivos entre las versiones 4 y 9 de Android necesitaban Android Beam para concretar este proceso, pero era una característica poco conocida, lo que puede explicar haya vaya a ser reemplazada por Google Fast Share en Android 10.

Chips NFC

Se trata de etiquetas que se pueden programar con aplicaciones como Tasker para que realicen determinadas tareas una vez que las escanees. Por ejemplo, puedes poner una etiqueta en tu escritorio y con un escaneo rápido, puedes configurar tu teléfono para que vibre, deshabilite el GPS o solo permita las notificaciones relacionadas con el trabajo, entre otras opciones.

¿Qué dispositivos tienen NFC?

La lista de dispositivos equipados con NFC crece cada día. Para realizar un seguimiento de aquellos que aprovechan esta tecnología, NFC World mantiene una lista actualizada. Muchos equipos Android tienen NFC y todos los teléfonos iPhone 6 y posteriores también incluye la función.

Teléfonos iPhone 6 y posteriores

Durante años, Apple restringió el uso de NFC en sus equipos a la realización de compras. Sin embargo, las últimas versiones de iPhone, incluido el iPhone 11 Pro, 11 Pro Max y 11, también son capaces de leer etiquetas NFC a través de la aplicación Launch Center Pro.

NFC también está disponible en las tabletas de Apple desde la iPad Pro, la iPad Air 2 y la iPad Mini de tercera generación, aunque esos dispositivos no funcionarán con lectores sin contacto. Para obtener un desglose completo de todos los dispositivos Apple que admiten NFC y cuáles son sus limitaciones en términos de Apple Pay, consulte esta página de soporte de Apple.

Dispositivos con Android 4.0 y posteriores

Si tu dispositivo ejecuta Android 4.4 o una versión posterior, puedes usar Google Pay. Si tienes un dispositivo Samsung, también puedes usar Samsung Pay. Los teléfonos entre Android 4.4 y Android 9.0 pueden usar Android Beam (que será reemplazada por Google Fast Share en Android 10), para intercambiar casi cualquier tipo de información, como videos de YouTube, sitios web o datos de contacto.

Android Beam se puede habilitar a través de la configuración. La ubicación puede diferir, pero en un Samsung Galaxy S10, por ejemplo, está en Configuración> Conexiones> NFC y pago. Primero, activa NFC, luego encuentra Android Beam y enciéndelo. Puedes usar Beam colocando tu teléfono junto a otro dispositivo habilitado con NFC durante algunos segundos. Automáticamente debería aparecer un mensaje preguntándote si deseas transmitir información al otro teléfono o dispositivo.

¿Qué más puede hacer NFC?

Apple Pay, Google Pay, Samsung Pay y otras billeteras digitales son solo parte de lo que NFC puede hacer. Muchos accesorios tecnológicos, como las bocinas, aprovechan NFC para emparejarse rápidamente con tu teléfono. En algunos lugares, las personas también pueden usar sus celulares para pagar el boleto de los trenes subterráneos o para usar tarjetas de beneficios. Otra opción más radical es implantar un chip NFC en tu cuerpo.

También puedes usar etiquetas NFC para todo tipo de cosas. Por ejemplo, ¿por qué no fabricar posavasos con NFC para que tus visitas puedan acceder a tu red Wi-Fi con un simple toque?