Hallan fórmula para producir biocombustible con bacterias

Encender y apagar la luz puede ser la mejor estrategia para hacer de las bacterias un real activo, según una investigación publicada en la revista Nature Chemical Biology.

El hallazgo lo lideró José Avalos, profesor asistente de ingeniería química y biológica de la Universidad de Princeton y en el Centro Andlinger para la Energía y el Medio Ambiente.

Concretamente, informó EurekAlert!, el descubrimiento permitió “convertir las bacterias en fábricas químicas que producen valiosos compuestos, como un biocombustible llamado isobutanol”.

El trabajo se valió de la Escherichia coli (E. coli), una bacteria que habita el intestino de humanos y animales, que puede causar diarrea, cólicos abdominales y vómitos, entre otros síntomas.

Hallan fórmula para producir biocombustible con bacterias
Polina Tankilevitch/Pexels

En 2018, el mismo equipo liderado por Ávalos había diseñado levadura para producir productos químicos con la misma técnica de presencia o ausencia lumínica, puntualizó el mismo medio.

De acuerdo con EurekAlert!, “Avalos y sus colegas son los primeros en utilizar la luz para controlar la producción de productos químicos. También son los primeros en usar la luz para controlar el operón lac, un grupo de genes que se utiliza más comúnmente para la inducción química en la E. coli”.

El autor principal de los hallazgos explicó que “el operón lac es un circuito estándar utilizado durante décadas. No es un eufemismo decir que su aprovechamiento es uno de esos logros clave que permitió la explosión de la biotecnología”.

Al usar la E. coli para producir proteínas o sustancias químicas a través del operón lac, los científicos logran modificando la intensidad de la luz que la función sea inducible.

La fórmula “permite a los investigadores ralentizar o detener la reacción simplemente encendiendo la luz. La luz también les permite controlar dónde ocurre la reacción”.

Para demostrarlo, Ávalos y sus colegas oscurecieron solo ciertas secciones de una placa de Petri, creando una impresión fluorescente gracias a la reacción de las bacterias activadas selectivamente.

A diferencia de los productos químicos, destacó EurekAlert!, la luz “es relativamente barata, por lo que su uso reducirá los costos y probablemente la huella de carbono de los procesos”.

Recomendaciones del editor