Fracasa lanzamiento del primer cohete espacial de Virgin

El Grupo Virgin no descansa en su intento por conquistar el espacio y, mientras millones descansaban durante la jornada festiva del Día de los Caídos (Memorial Day), su subsidiaria Orbit realizó una prueba fundamental.

El primer intento por enviar su cohete LauncherOne al espacio lanzándolo desde un Boeing 747 se realizó en Estados Unidos, más precisamente sobre las aguas del Pacífico, informó Digital Trends.

La misión logró liberar el cohete, tal como estaba previsto, pero solo unos segundos después de que su motor se encendiera ocurrió un imprevisto, que la compañía ligada a Richard Branson no especificó, por lo cual la tarea quedó inconclusa.

Pese a todo, la tripulación del Boeing, llamado Cosmic Girl, logró regresar a salvo a la base que Virgin Orbit tiene en el desierto de Mojave, California.

Fracasa lanzamiento del primer cohete espacial de Virgin

Según explicó Digital Trends, “Virgin quiere usar este sistema para lanzar pequeños satélites privados. Si la prueba hubiera funcionado, su cohete LauncherOne habría desplegado un satélite ficticio en el espacio a modo de demostración”.

El CEO de Virgin Orbit, Dan Hart, matizó la situación diciendo que el equipo había logrado su primer encendido de refuerzo en el aire y que el ejercicio arrojó muchos datos que les serán muy útiles a los ingenieros para perfeccionar el sistema.

“Nuestro equipo ha realizado sus operaciones de prelanzamiento y vuelo con una habilidad increíble hoy. Los vuelos de prueba están instrumentados para recoger datos y ahora tenemos un tesoro”, comentó.

“Cumplimos muchos de los objetivos que nos propusimos, aunque no tantos como nos hubiera gustado”, añadió. El ejecutivo señaló que, a pesar del revés, la firma había dado “un gran paso adelante” con su objetivo final.

“Nuestro próximo cohete está esperando. Aprenderemos, nos adaptaremos y comenzaremos a prepararnos para nuestra próxima prueba, que se realizará pronto”, puntualizó.

Virgin Orbit espera que su exclusivo sistema de lanzamiento aéreo aprovechará una red global de puertos espaciales para ofrecer a las empresas que buscan desplegar satélites pequeños.

Recomendaciones del editor