Francia quiere liderar el mundo de la inteligencia artificial

Emmanuel Macron
Flickr

Francia no solo quiere destacarse en el mundo por sus grandes infraestructuras y museos, sino que, ademá,s quiere ser un pais pionero en cuanto a las nuevas tecnologías. Por eso, el presidente francés Emmanuel Macron y su Gobierno han lanzado una iniciativa muy ambiciosa para convertir Francia en uno de de los países líderes en inteligencia artificial (A.I., por sus siglas en inglés).

“La inteligencia artificial es una revolución tecnológica, económica, social y obviamente ética”, insiste Macron. “Y esta revolución no sucederá en 50 o 60 años, está sucediendo ahora mismo. Hay nuevas oportunidades y podemos elegir seguir algunas innovaciones o no”, añade.

La verdad es que, según varios estudios, algunas de las mejores escuelas de matemáticas e ingeniería se encuentran en Francia, así como varios de los mejores científicos e investigadores de A.I. provienen de este país y actualmente trabajan para empresas como Facebook.

Por esta razón, el gobierno francés considera que tienen las herramientas y el personal para ser pioneros en el desarrollo de la inteligencia artificial.

Desde hace tiempo, decenas de compañías tecnológicas privadas como Facebook y Google, han abierto o planean abrir centros de investigación de inteligencia artificial en Francia, debido a que este país cuenta con una mano de obra calificada para desarrollar tales funciones. Sin embargo, estas empresas se han enfocado en crear cientos de puestos de trabajo que no fomentan la investigación pública ¡Pero ahora las cosas cambiarán en Francia!

Primero, se propuso que el Instituto Nacional de Investigación en Ciencias de la Computación y Automatización (INRIA) cree un programa nacional de investigación de inteligencia artificial con cuatro o cinco socios. El objetivo de este proyecto es que tanto los estudiantes como investigadores de I.A. que se encuentran en Francia, puedan acceder y usar algunas capacidades de computación en la nube para su trabajo.

En segundo lugar, Francia establecerá nuevos límites en lo que respecta a los datos. Las administraciones francesas compartirán nuevos conjuntos de datos para que cualquiera pueda construir servicios de inteligencia artificial utilizando estos recursos.

Y, en tercer lugar, se tomarán medidas en la regulación. Esto significa que las empresas podrán experimentar y hacer pruebas en múltiples industrias, como, por ejemplo, la de los vehículos autónomos, ahora en auge.

Por otro lado, se dio a conocer que Francia invertirá la elevada suma $1.85 billones de dólares ($1,850 millones) en los proyectos de inteligencia artificial, desde la investigación pública hasta las inversiones iniciales. Recordemos que el año pasado, el presidente Macron anunció que habría un nuevo fondo público de $11,200 millones de dólares administrado por Bpifrance, donde las nuevas empresas de I.A. aparentemente serán las primeras beneficiadas.

Pero la inteligencia artificial no es algo nuevo en Francia. Según señaló Next Inpact, ha habido múltiples informes sobre inteligencia artificial en los últimos años.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, piensa que la inteligencia artificial es algo importante, pero no urgente. Por el momento, está tratando de convencer al resto del Gobierno para dejar de lado algunos tópicos y centrarse en lo que para él es realmente importante y transcendental para el futuro porque, como dice el refranero: “lento pero seguro”.