México y Colombia se unen para “salvar” al mundo de un meteorito… ¡a soplidos!

Hazte a un lado, Bruce Willis. Un meteorito se acerca a la tierra, pero Colombia y México ya se están haciendo cargo del problema con la ayuda de Facebook.

Recientemente, se corrió la noticia de que la trayectoria de un enorme asteroide denominado “2007 FT3” se acercaría a la Tierra el jueves 3 de octubre. Y aunque el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA ha asegurado que las posibilidades de que este objeto se impacte contra nuestro planeta – o que siquiera lo roce – son prácticamente nulas con un 0.00015 por ciento, eso no impidió que algunos ciudadanos proactivos de Latinoamérica decidieran hacer un espacio en sus agendas para tomar cartas en el asunto.

Mexicanos y colombianos crearon eventos en Facebook, ambos titulados “Soplarle al meteorito para desviarlo”. El concepto es justo lo que suena: reunir a un grupo grande de personas en un lugar para soplar al cielo y desviar el rumbo del meteorito.

facebook soplarle al meteorito 71183154 525041838306193 2106349225787785216 n
Facebook

El evento colombiano juntó casi 2,000 personas registradas para asistir a la Carrera Séptima, una de las avenidas principales de Bogotá, con la invitación: “Vamos a salvar el planeta tierra. Dejarás de ser un inútil porque ese día tendremos la oportunidad de unir nuestras bocas por una buena causa. (Vamos a soplar el meteorito, no a soplar marihuana)”. Por su parte, el evento mexicano fue más creativo en cuanto al lugar (el Cerro de la Estrella en la zona de Iztapalapa, Ciudad de México), aunque menos claro en la misión, simplemente publicando un insulto dedicado a todo aquel que no sople, junto con algunos memes como ilustración. En México, 110,000 sopladores se comprometieron a asistir.

La NASA informó que esta es la primera de 165 aproximaciones de este tipo de objetos celestes que se esperan de aquí al año 2116, aunque el peligro de que alguno de ellos cause estragos en nuestro planeta es sumamente bajo. Aun así, gracias, Colombia y México.

Recomendaciones del editor