Millonario jugaba con polémica aplicación de uso policial

Un nuevo escándalo enfrenta la controvertida empresa tecnológica Clearview, que saltó a la palestra a principios de 2020, luego de que The New York Times revelara que había puesto a disposición de múltiples agencias gubernamentales un sistema de reconocimiento facial cuya materia prima era una inusitada cantidad de rostros tomados de internet.

En aquella ocasión, gigantes tecnológicos como Google y Facebook exigieron que la firma eliminase sus fotografías, al tiempo que la empresa enfrentó varias demandas en Estados Unidos. Fruto de una de ellas, fiscal general de Nueva Jersey decretó la prohibición del software en dicho estado.

Dos meses más tarde, el mismo periódico divulgó que el dueño de la cadena de supermercados Gristedes, John Catsimatidis, ya tenía en octubre de 2018 acceso a la aplicación. El multimillonario usó la funcionalidad para conocer la identidad de un acompañante de su hija Andrea, minutos después de verlos entrar al exclusivo restaurante italiano Cipriani, ubicado en Manhattan.

“La aplicación tiene una base de datos de miles de millones de fotos, extraídas de sitios como Facebook, Twitter y LinkedIn. En cuestión de segundos, Catsimatidis estaba viendo una colección de imágenes del misterioso hombre, junto con las direcciones web donde aparecieron: el pretendiente de su hija era un inversionista de riesgo de San Francisco”, contó The New York Times.

Tal como Catsimatidis, el medio denunció que “ha identificado a varias personas con acceso activo a la tecnología de Clearview que no son funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Y durante más de un año antes de que la empresa se convirtiera en objeto de escrutinio público, los inversores, clientes y amigos de la firma han utilizado libremente la aplicación”.

El software, continuó el periódico, fue utilizada en fiestas, citas románticas y reuniones de negocios, y con ella sus usuarios pudieron simplemente divertirse o bien identificar a desconocidos o personas cuyos nombres no recordaban.

Hoan Ton-That, uno de los cofundadores de la compañía, se defendió confesando que se habían entregado “cuentas de prueba a actuales aportantes y potenciales inversionistas, además de otros socios estratégicos”.

En sus palabras, la app “no está haciendo nada malo, sino simplemente replica lo que hacen otros motores de búsqueda. En lugar de permitir que los usuarios de internet busquen imágenes públicas de las personas por su nombre, como se puede hacer en Google, Clearview les permite hacer la búsqueda cargando una cara”.

El software ha sido utilizado por Best Buy, Macy’s, Kohl’s, la National Basketball Association (NBA) y, al menos, un sindicato y una empresa de bienes raíces, consignó en su momento BuzzFeed News. La firma cocreada por Richard Schwartz recibió a mediados de 2018 alrededor de $1 millón de dólares. Entre los contribuyentes, estuvieron Peter Thiel, David Scalzo y Hal Lambert.

Recomendaciones del editor