Científicos modifican genéticamente una medusa y logran leer su mente

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de California modificó genéticamente una medusa para que sus neuronas se iluminaran al registrar actividad. El vistoso experimento tuvo como objetivo registrar cómo el sistema nervioso de la medusa, en apariencia disperso, actúa en conjunto para resolver acciones básicas como alimentarse.

Las medusas, explican los investigadores en un estudio publicado en la revista Cell, son organismos idóneos para estudiar neurociencia de sistemas, y es que a diferencia de organismos como los humanos —que tenemos el sistema nervioso centralizado en el cerebro—, las medusas lo tienen difuso en todo su cuerpo. Además, su apariencia transparente y relativamente pequeña facilita su observación.

Científicos del Instituto de Tecnología de California modifican genéticamente una medusa para leer su mente
Los científicos modificaron medusas Clytia hemisphaerica para que sus neuronas se iluminaran al registra actividad. Foto: B. Weissbourd, Caltech.

De este modo, los científicos modificaron medusas Clytia hemisphaerica para que sus neuronas se iluminaran al registrar actividad. Ellos dicen que hacerlo equivalió a leer la mente de las pequeñas medusas, de no más de un centímetro de ancho y cuerpo redondo.

Ya con las especies luminiscentes, el experimento giró en torno a observar qué partes de las medusas se iluminaban al alimentarse. Cuando comían, notaron que estas doblaban uno de sus tentáculos hacia su boca y viceversa. El efecto de luminiscencia les permitió registrar que, en vez de comportarse como un sistema nervioso difuso, las neuronas actuaron como una red organizada.

Los expertos compararon ese sistema con una pizza entera cortada en rebanadas.

“Nuestros experimentos revelaron que la red aparentemente difusa de neuronas que subyace al paraguas circular de las medusas se subdivide en realidad en parches de neuronas activas y organizadas en cuñas como rebanadas de pizza”, explicó David Anderson, uno de los autores del estudio.

“Cuando la medusa atrapó al camarón con su tentáculo, la rebanada de pizza más cercana al tentáculo registró actividad, lo que hizo que esa parte de su cuerpo se doblara hacia adentro, llevando el alimento a la boca”, agregó.

En sus conclusiones, los expertos también encontraron que, al registrar actividad las neuronas generan un péptido responsable del plegamiento individualizado de ciertas zonas de su cuerpo.

Los expertos señalaron que su estudio permitirá determinar si este tipo de comportamiento neuronal tiene relación con otros organismos más complejos, por ejemplo, los sistemas nerviosos de ratones o incluso humanos.

Recomendaciones del editor