El campo magnético de un tsunami permitirá alertas más tempranas

Un equipo de geofísicos de la Universidad de Kioto encontró que el campo magnético generado por un tsunami puede usarse para emitir alertas más tempranas sobre la magnitud de este tipo de fenómenos.

Japón conmemora el sismo y tsunami de 2011

El estudio, publicado en la revista Journal of Geophysical Research, valida como instrumentos precisos para alertar sobre la magnitud de un tsunami un par de mediciones realizadas al campo magnético de dos ocurridos hace poco más de una década en África y Sudamérica.

Zhiheng Lin, geofísico de la Universidad de Kioto y uno de los autores del estudio, explica que la investigación consistió en cotejar las variaciones en el campo magnético de dos tsunamis, uno ocurrido en 2009, en Samoa, y otro registrado en 2010, en Chile, con mediciones sobre los cambios en la profundidad del nivel del mar en los mismos tsunamis.

Cuando uno de estos fenómenos tiene epicentro en el mar, los servicios de emergencia utilizan las ondas sísmicas para alertar sobre la posibilidad de un tsunami. Además de esta medición, los sistemas de alerta marina utilizan boyas con sensores que registran variaciones en la presión marina. El estudio de los geofísicos de la Universidad de Kioto añade a los parámetros de medición los cambios en el campo magnético generado por un tsunami.

“Tenemos información sobre los cambios en el nivel del mar y encontramos que las mediciones coinciden con nuestros datos de los campos magnéticos, así como con modelos teóricos de simulación”, destacó Lin.

En sus conclusiones, los expertos explican que las variaciones en el cambio electromagnético pueden alertar y medir la altura de la ola de un tsunami, con alrededor de un minuto de anticipación, siempre y cuando el fenómeno ocurra en un mar con al menos 4,800 metros de profundidad.

El modelo descrito por los expertos permitiría emitir alertas oportunas de tsunamis como el que ocurrió en Japón, en 2011.

El tsunami, producto de un sismo con epicentro a aproximadamente 30,000 metros de profundidad en el mar de Honshu, provocó olas de 40 metros de altura. El saldo del llamado Gran terremoto de Tōhoku fue de 19,747 muertos.

Recomendaciones del editor