Así se verán algunas ciudades si sube el nivel del mar

Se sabe que una de las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global es el aumento del nivel del mar, situación que un futuro podría ser catastrófica para las ciudades emplazadas cerca de los océanos.

Hasta ahora es difícil imaginar lo que podría suceder a menos que sea de manera virtual. Sin embargo, un nuevo proyecto fotográfico apunta a mostrar qué ocurriría en más de una centena de ciudades del mundo si la temperatura del planeta aumenta en tres grados.

Las imágenes son interesantes porque se trata de representaciones fotorrealistas del aumento del nivel del mar y el impacto que esto traería para cada urbe. Por ejemplo, parte de la ciudad de La Habana, en Cuba, quedaría prácticamente sumergida.

De la misma manera, la Catedral de San Pablo, en Londres, Inglaterra, terminaría con una de sus entradas desbordada de agua, casi a la altura de los típicos buses rojos de dos pisos que recorren la capital inglesa.

Quizás más dramático sería el caso de los rascacielos Lujiazui en Shanghái, China, ya que las calles aledañas quedarían totalmente sumergidas bajo el agua.

Otras imágenes del proyecto se basan en fotografías de Google Earth, pero igual sirven como un buen ejemplo del desastre que causaría el aumento del mar en diversas partes del mundo. Por ejemplo, lo que ocurriría en la ciudad de Mazatlán, México, donde el agua formaría una especie de canales en calles no tan cercanas a la costa.

En total son 164 ciudades las que se representan en el sitio de Climate Central; algunas con imágenes fotorrealistas, otras basadas en Google Earth y algunas incluso con videos.

Los datos se basan en un estudio publicado por cuatro investigadores (Benjamin Strauss, Scott Kulp, DJ Rasmussen y Anders Levermann), que revela que al menos un país en cada continente está severamente amenazado, además de países asentados en pequeñas islas que desaparecerían por completo.

El estudio indica también que naciones como Indonesia, China e India son los que tienen más población viviendo en zonas expuestas; paradójicamente, son los países que más han creado plantas de carbón en los últimos años.

Recomendaciones del editor