Skip to main content

Una nueva ley británica podría mandar a Zuckerberg a prisión

No han sido buenos los últimos meses para Mark Zuckerberg. Al empresario se le acusa que su empresa Meta no se ha preocupado lo suficiente por la privacidad de los usuarios de la red social Facebook.

Esto ha ido de la mano con una caída considerable en el número de personas que utilizan la plataforma, probablemente la más importante en su historia.

Ahora, un conjunto de nueves leyes que deberían ser aprobadas en Reino Unido podría enviar al CEO a prisión.

Zuckerberg y otros ejecutivos de las compañías tecnológicas podrían enfrentar una condena de este tipo si sus plataformas no bloquean el contenido que puede resultar dañino según las próximas leyes de seguridad en línea de Reino Unido.

De acuerdo con Nadine Dorries, tanto Zuckerberg como otros ejecutivos podrían ser encarcelados si no cumplen con la nueva legislación una vez que entre en vigor.

La funcionaria explica que la pena por no eliminar contenido ilegal de las redes sociales podría llegar hasta los dos años de cárcel.

La intención de las autoridades es que la ley sea una suerte de aviso para los encargados de las plataformas en línea para que “comiencen a hacer lo que deben hacer”.

Hace algunos días, el gobierno británico anunció que se habrían incorporado varios delitos penales a este proyecto de ley, entre los que se cuenta la pornografía vengativa, el fraude, la venta de drogas o armas ilegales, los delitos de odio, el tráfico de personas, la promoción o facilitación del suicidio y la explotación sexual.

“Lo que las empresas de tecnología deben hacer ahora es eliminar esos algoritmos dañinos en sus plataformas. Dejen de dirigir a las personas a salas de chat sobre suicidio, dejen de permitir el odio, dejen de permitir el tráfico de personas, dejen de permitir amenazas de odio, violencia y violación, y elimínenlo todo ahora”, afirma Dorries.

Recomendaciones del editor