Facebook veda fotografías racistas y proclamas antisemitas

Tras consultar a más de 60 expertos, Facebook ha prohibido fotografías de personas con la cara pintada de negro, una práctica conocida en el mundo angloparlante como “blackface”.

Las normas comunitarias de la red social, aplicables también a su filial Instagram, determinan explícitamente desde ahora que tal contenido será eliminado “si se usa para apuntar o burlarse de las personas”.

La medida afectará también a personajes populares, como Black Pete, un ayudante de Santa Claus que participa del festival de invierno en los Países Bajos, y los bailarines folclóricos de Morris, Inglaterra.

El objetivo de la firma con sede en Menlo Park es evitar también entre los integrantes de su comunidad los estereotipos antisemitas más comunes.

En particular, estas últimas aluden a “referencias a judíos que dirigen el mundo o controlan las principales instituciones, como redes de medios de comunicación, la economía o el gobierno”.

Facebook veda fotografías racistas y proclamas antisemitas
Tracy Le Blanc/Pexels

Aunque celebró el anuncio, la activista Zubaida Haque comentó a BBC News que los esfuerzos antirracistas de la plataforma son todavía insuficientes.

Para la también directora interina del grupo de expertos sobre igualdad racial Runnymede Trust, “’blackface’ es un problema que ha existido durante una década, por lo que sorprende que solo se esté abordando hoy”.

“Es profundamente dañino para la vida de la gente negra en términos del odio dirigida hacia ella y la propagación de mitos, mentiras y estereotipos raciales”, argumentó.

Haque admitió que “no estoy del todo convencida de que esta medida sea parte de una estrategia sólida para lidiar de manera proactiva con este odio en lugar de que sea una especie de crisis”.

Según la jefa de política de contenido de Facebook, Monika Bickert, “este tipo de contenido siempre ha ido en contra del espíritu de nuestras políticas de incitación al odio”.

“Puede ser realmente difícil analizar conceptos y definirlos de una manera que permita a nuestros revisores de contenido de todo el mundo identificar violaciones de manera consistente y justa”, reconoció a BBC News.

Recomendaciones del editor