La lucha de Facebook contra anuncios políticos fraudulentos y noticias falsas

¿Puedes confiar en los anuncios políticos que ves en Facebook o Instagram?

facebook calendario cumpleanos

A poco más de un año de las elecciones presidenciales 2020 en Estados Unidos, Facebook anunció cambios en sus reglas publicitarias que requerirán nuevas revelaciones para los anuncios políticos que aparezcan en su sitio, así como en Instagram. 

Esto significa que, entre otras medidas, los anunciantes deberán agregar información adicional para verificar su legitimidad. Además, la compañía hizo conocer su posición en torno a temáticas sociales y la propagación de noticias falsas. Esto es todo lo que deberías conocer para saber si puedes confiar en los anuncios que se ven en Facebook e Instagram.

Anuncios políticos

Quienes publiquen anuncios de temas políticos o sociales deberán mostrar credenciales del gobierno, tal como un número de identificación de la organización con registro de impuestos o un dominio del sitio web del gobierno. Si un anunciantes carece de estas credenciales, deberá probar su identidad al proporcionar un número de teléfono, correo electrónico comercial o una dirección postal.

Si los anunciantes no cumplen con estas nuevas políticas y no proporcionan la información adecuada hasta mediados de octubre, aseguran desde la red social, sus anuncios serán detenidos.

“Si bien nuestros esfuerzos para proteger las elecciones están en curso y no serán perfectos, esto hará que sea más difícil para los anunciantes ocultar quién está detrás de los anuncios, y proporcionará una mayor transparencia para las personas”, planteó la publicación.

Temáticas sociales

Además de sus políticas publicitarias, Facebook también anunció una actualización de su lista de Social Issues, que comprende situaciones son relevantes para la sociedad. Estas se enumerarán en 10 categorías, en lugar de las 20 áreas temáticas actuales. El sitio dijo que inicialmente hicieron la lista “intencionalmente amplia”.

“Continuaremos capturando una variedad de temas abarcados por las 10 categorías referenciadas. Por ejemplo, en la categoría de Derechos Civiles y Sociales, continuaremos detectando y revisando de manera proactiva anuncios sobre temas como la libertad de religión, los derechos LGBTQ y los derechos de las mujeres”, dijo Facebook.

Combatiendo el fraude publicitario

El gigante de las redes sociales recibió muchas reacciones negativas por la forma en que se manejaron los anuncios y los artículos de noticias durante las elecciones de 2016. Las investigaciones mostraron que hasta 126 millones de estadounidenses vieron anuncios políticos que resultaron ser pagados por organizaciones rusas.

El anuncio es uno de los muchos caminos que la plataforma ha tomado para tratar de reducir el fraude publicitario político. Desde los comicios que le otorgaron la magistratura a Donald Trump, Facebook ha hecho que sea más fácil ver quién pagó por los anuncios políticos y se ha asociado con el Consejo Atlántico para trabajar de manera proactiva contra la desinformación.

¿Y las noticias falsas?

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha propuesto repetidamente la inteligencia artificial (IA) como la solución al dilema de las noticias falsas o fake news. Sin embargo, es probable que el problema requiera altos niveles de participación humana, ya que muchos expertos coinciden en que las tecnologías de IA necesitan un mayor avance.

Parece que esa es la razón detrás de la decisión de la compañía en términos de desacreditar las noticias falsas, Facebook anunció que está contratando periodistas profesionales para su nueva función News Tab, con la esperanza de frenar la información poco confiable o que no sea imparcial.

Además, para combatir las informaciones fraudulentas que impulsan las agendas políticas, Facebook elimina continuamente grupos, cuentas y páginas por “comportamiento inauténtico coordinado”. Solo este año, la red social ha publicado más de diez anuncios sobre la eliminación masiva de cuentas falsas a nivel global.

Aprendiendo del pasado…

Después de una serie de controversias durante y después de las presidenciales de 2016 en Estados Unidos, Facebook salió a la defensa frente a las críticas dirigidas en contra de su News Feed. Con reportes que trataron de culpar a la empresa por la difusión de información falsa en su red social y el efecto negativo que esto supuestamente ejerció sobre sus usuarios, la compañía no tuvo más remedio que responder.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se refirió directamente a las acusaciones durante su intervención en la conferencia Techonomy. “En lo personal, creo que la idea de que la difusión de noticias falsas en Facebook, que constituyen una cantidad muy pequeña del contenido, influyó en las elecciones en alguna manera… es una idea bastante loca”, admitió.

Y continuó: “Hay una cierta profunda falta de empatía en la afirmación de que alguien votó de la manera que lo hizo porque vio una noticia falsa. Si eso es lo que tú crees, entonces yo no creo que hayas interiorizado el mensaje que los partidarios de Trump están tratando de enviar en estas elecciones”.

Incluso antes de la noche electoral, habían surgido informes alegando que información falsa o equivocada estaba siendo difundida constantemente en los trending topics de Facebook, en gran medida automatizados.

Posteriormente, BuzzFeed descubrió lo que se definió como un “imperio de noticias falsas” de spammers con orígenes en Macedonia y Rusia, que se había infiltrado en los grupos de Facebook. Tras el resultado de las elecciones y del ascenso de Donald Trump a la presidencia, la crítica solo se hizo más fuerte.

Zuckerberg afirmó que el problema fue sobredimensionado: “Todas las investigaciones que realizamos sugieren que esto no fue realmente un problema. Los engaños no son nuevos en Facebook. Han habido fraudes en internet desde mucho antes, y en Facebook estamos haciendo todo lo posible para que la gente pueda reportarlos.”

Desde entonces, Facebook ha hecho una serie de cambios para optimizar el contenido de su News Feed, además de la adopción de medidas para combatir el clickbait“, y para servir más elementos de “interés periodístico” a sus usuarios.

Recomendaciones del editor