Investigan en Bolivia un extraño virus similar al Ébola

Un extraño virus, que tiene síntomas similares a las que provoca el Ébola y que tiene la capacidad de transmitirse entre personas, ha sido identificado en Bolivia.

El virus Chapare ha sido investigado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ha habido dos brotes documentados del virus hasta la fecha.

El primero ocurrió en 2003 en la provincia de Chapare, Bolivia, con un fallecido. El segundo se registró en 2019, con cinco casos confirmados, tres de los cuales fueron fatales.

Tras este último brote, los médicos de la CDC y la OPS se trasladaron a Bolivia para investigar los orígenes de la enfermedad y desarrollar una prueba de diagnóstico.

Contacto con roedores

Un ratón gris junto a un árbol y hojas
Unsplash

Los hallazgos preliminares fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene, según consigna el diario Metro.

Los investigadores mostraron cómo el virus puede propagarse de una persona a otra persona en entornos sanitarios. Entre los síntomas, puede causar fiebre, vómitos y hemorragia interna.

Los orígenes del virus, incluida la forma exacta en que infecta a los seres humanos y los riesgos de que se produzca un brote más grande, aún se desconocen, según los científicos.

De todos modos, los médicos creen que se transmite a las personas a través del contacto con roedores infectados. Esto apunta a un posible “reservorio” para mantener la enfermedad y desencadenar nuevos brotes.

“Aislamos el virus y esperábamos encontrar un virus más común, pero los datos de la secuencia apuntaban al virus del Chapare. Nos sorprendió mucho porque el brote de 2019 en La Paz ocurrió mucho después de que se identificara el primer caso en 2004”, afirmó Maria Morales-Betoulle, de los CDC.

El equipo de los CDC desarrolló una prueba de RT-PCR para detectar el virus, la misma que habitualmente se usa para diagnosticar el COVID-19.

Recomendaciones del editor