Desarrollan tecnología 3D inspirada en Lego para tratar fracturas

Una tecnología impresa en 3D inspirada en los populares bloques Lego para tratar fracturas y lesiones en tejidos blandos, fue desarrollada por investigadores de la Oregon Health & Science University (OSHU).

Se trata de pequeños ladrillos impresos en 3D, que sirven como andamios sobre los que tanto el tejido duro como el blando pueden regenerarse con mayor rapidez que los métodos estándar actuales.

Cada ladrillo mide 1,5 milímetros cúbicos, aproximadamente del tamaño de una pulga pequeña.

“Pueden apilarse como Legos y colocarse en miles de configuraciones diferentes para que coincida con la complejidad y el tamaño de casi cualquier situación “, dijo el investigador en biomedicina Luiz Bertassoni, quien dirigió el desarrollo de la tecnología.

Bertassoni se asoció con colegas de OHSU, la Universidad de Oregon, la Universidad de Nueva York y la Universidad de Mahidol en Tailandia para desarrollar y evaluar la tecnología.

Los cirujanos ortopédicos generalmente tratan este tipo de lesiones implantando varillas o placas de metal para estabilizar el hueso, y luego insertando materiales biocompatibles llenos de polvos o pastas que estimulan la curación.

Sin embargo, una ventaja de este sistema es que los huecos de cada bloque se puede llenar con pequeñas cantidades de gel que contienen elementos que estimulan la regeneración y que se colocan con precisión donde se requiere.

Según la investigación, la tasa de crecimiento fue veces mayor que el material de andamiaje convencional. “Se pueden colocar diferentes factores de crecimiento dentro de cada bloque, lo que nos permite reparar tejidos con mayor precisión y rapidez”, agregó el investigador Ramesh Subbiah.

Los pequeños dispositivos son modulares y se pueden ensamblar para adaptarse a casi cualquier espacio. Al unir segmentos de bloques, los investigadores estiman que se pueden crear más de 29,000 configuraciones diferentes.

Usos potenciales

Los investigadores creen que esta tecnología impresa en 3D podría usarse para curar huesos que deben ser cortados para el tratamiento del cáncer, para procedimientos de fusión espinal y para construir huesos de la mandíbula debilitados antes de un implante dental.

Al cambiar la composición de los materiales, estiman que también podría usarse para construir o reparar tejidos blandos. Con una investigación significativamente mayor, esperan que el enfoque de microjaula modular pueda incluso usarse para hacer órganos para trasplante.

Recomendaciones del editor