Bose Quietcomfort 35 II: revisión y opinión

bose-quietcomfort-35-II

Bose Quietcomfort 35 II: revisión y opinión

“Todo correcto. Una inversión sin riesgos, aunque no esté a la última en algunos aspectos.”
  • Excelente cancelación de ruido
  • Materiales premium
  • Sonido bueno
  • Cable de audio con jack
PVS $349.00

Cuando se trata de escuchar música, nada mejor que unos auriculares (o audífonos) de diadema en lo que se refiere a sonido. Por su mayor tamaño, esta clase de dispositivos admiten la integración de más componentes tecnológicos, lo cual propicia un audio más rico, entre otras prestaciones. De hecho, estrenaron la cancelación de ruido activa que tan de moda está ahora en los true wireless, con Bose como una de las marcas de referencia en este terreno gracias al modelo Bose Quietcomfort 35. La segunda generación de los auriculares mantiene el diseño y la eficacia de los anteriores y añade la compatibilidad con el Asistente de Google y Amazon Alexa.

Actual y discreto

bose-quietcomfort-35-II
Marta Villalba/Digital Trends ES

Cuando compras un producto de la firma Bose, esperas no solo un audio bueno, sino que también materiales premium, de esos que se ven de calidad a la vista y al tacto. Y los Bose Quietcomfort 35 II no son menos. Efectivamente, nada más sacar el estuche de la caja ya sientes que es un producto valioso. Este estuche es similar al del modelo Bose Noise Canceling 700, tanto en estética como en rigidez, con la ventaja de que, además, incorpora un bolsillo exterior elástico perfecto para guardar los dos cables incluidos (uno para recargarlos y otro para conectarlos a un dispositivo).

En diseño, no destacan tanto como los NC 700. Estos son más estilizados y elegantes que los Quietcomfort. Aun así, se ven modernos y discretos en color negro (en su versión de color blanco y oro rosa se antojan como un complemento de moda). Algunas partes de la diadema son de plástico —lo que resta peso— y se nota que este material es de primer nivel tanto en estética como en resistencia. La almohadilla para amortiguar el peso en la parte superior de la cabeza está recubierta de un tejido muy suave (alcantara) por la parte interior y cuero sintético por la exterior (muy suave y elegante). Las almohadillas que rodean las orejas también son de piel y resultan extremadamente suaves y agradables.

Cómodos pero grandes

bose-quietcomfort-35-II
Marta Villalba/Digital Trends ES

La comodidad, junto con el sonido y la batería, es uno de los aspectos importantes a la hora de adquirir unos auriculares. El tamaño de los Bose Quietcomfort 35 II, sin ser de los mayores del mercado, sí que es considerable y puede resultar demasiado voluminoso para cabezas pequeñas o delicadas. En nuestras pruebas, nos han resultado demasiado grandes, hasta el punto de que se han deslizado de nuestras orejas (sobre todo cuando ha interferido el pelo largo) y por momentos pesados (240 gramos/8.4 onzas). Esto no quiere decir que a ti te vayan a ajustar mal. Pensamos que resultarán cómodos a la mayoría, ya que nosotros mismos podríamos utilizarlos sin problemas, siempre que no hiciéramos movimientos bruscos de testa. Simplemente no encajan del todo con nuestra constitución.

Esa comodidad también se extiende a los controles integrados en cada auricular. Al ser unos botones físicos, uno tiene más certeza de lo que hace que con una zona táctil. En el auricular derecho se encuentra el botón para encenderlos y apagarlos y conectarlos con bluetooth. En el lateral, incorpora los de ajustes de volumen, reproducción y activación de los asistentes de voz. En el auricular izquierdo, también en el lateral, hay un botón configurable: a través de la app Bose Connect, es posible elegir activar un asistente de voz (esto evita tener que decir, por ejemplo, “OK, Google”) o regular los tres niveles de cancelación de ruido.

Es de verdad

Nada más ponerte los Bose Quietcomfort 35 II, sientes que oyes mucho menos, muy probablemente te cubran toda la oreja. Al seleccionar la cancelación de ruido en su nivel máximo mientras escuchábamos música, no hemos oído ni siquiera la música alta a nuestro alrededor de un altavoz portátil. Ten en cuenta que si la música que reproduce es tranquila, entonces sí puedes percibir algún sonido del ambiente (suavizado, claro), lo cual sucede con cualquier auricular, lógicamente.

Con ellos no deberías escuchar a la gente hablando a tu alrededor con la música puesta, así que los vemos perfectos para viajar en avión o en transporte público. Aunque abultan en una mochila, incorporan unas bisagras con las que se pliegan hacia dentro de la diadema para ocupar menos y guardarlos más recogidos sin el estuche.

El sonido que esperas

bose-quietcomfort-35-II
Marta Villalba/Digital Trends ES

Los Bose Quietcomfort 35 II cumplen con creces en audio. En este apartado no le hemos encontrado ningún pero (ni lo esperábamos dado su precio y fabricante). Ni siquiera al máximo volumen se pierde calidad. Los audiófilos tal vez echen en falta la posibilidad de realizar ajustes de ecualización, como otros modelos sí lo permiten (por ejemplo, los Sony WH-1000XM3). Con unos graves potentes y sonoridad a raudales, ofrecen un sonido claro y sin distorsión.

En lo que se refiere a llamadas, también se escucha bien y el interlocutor también, según nuestras pruebas. La conversación se puede interrumpir si te alejas demasiado del teléfono (por el alcance de Bluetooth, como sucede con cualquier auricular inalámbrico).

Autonomía de sobra

bose-quietcomfort-35-II
Marta Villalba/Digital Trends ES

La duración de la batería da para 20 horas que, para un viaje largo, es genial. Si quieres que te den para más tiempo, con el cable de audio incluido puedes conectarlos a cualquier dispositivo que incorpore entrada jack de 3.5 mm. Lo malo es que este tipo de conector tiende a extinguirse en los smartphones actuales, y el tuyo puede que ya no lo lleve (casi seguro si es de gama alta, aunque hay excepciones, como el Poco F2 Pro o el Realme 6 Pro).  En la caja también viene un cable para recargarlos, y este tampoco es que esté a la última: se cargan por micro-USB.

Cargarlos con micro USB no es problema, no solo porque viene incluido un cable sino porque muy probablemente tengas uno así en tu casa. Que el cable de audio se conecte por jack sí puede suponer un inconveniente si tu móvil no dispone de este puerto. Esto es algo que sucede también en otros modelos de otros fabricantes y lo puedes solucionar con adaptador. Eso sí, este cable de audio, que en el extremo que se introduce en el auricular es un jack de 2.5 mm, podría resultarte corto (mide 118 cm/46.4 pulgadas).

Una función que nos ha encantado por su gran utilidad es que, cada vez que te los pones, una voz te indica cuánto porcentaje de batería queda disponible y el nombre del dispositivo al que se está conectando (admiten la vinculación con varios dispositivos). También te dice qué nivel de cancelación de ruido seleccionas desde el auricular izquierdo.

App sencilla

Si prefieres ajustar el volumen desde el propio teléfono, es posible. Y también desde la app, así como gestionar la reproducción. Además, consultar el porcentaje de batería, elegir la configuración del botón del auricular izquierdo, ponerle un apodo, consultar el tutorial para manejar los botones y programar el temporizador para que se desconecten de forma automática, entre otras funciones.

Los auriculares se conectan al instante con el teléfono para reproducir música, una vez encendidos con el botón del auricular derecho. Para abrir y utilizar la app también es necesario que enciendas los auriculares (si no, no conectan con la aplicación Bose Connect).

Conclusión

Los 349 euros que cuestan los Bose Quietcomfort 35 II estarán bien invertidos, si buscas unos auriculares para el día a día con una excelente cancelación de ruido, un sonido sobresaliente y cómodos. Aunque si tu cabeza es pequeña tal vez resulten algo voluminosos. Además, los encuentras bastante rebajados fácilmente. Son robustos y resistentes y se transportan con facilidad. Si tu teléfono móvil no dispone de entrada jack de 3.5 mm, entonces tal vez prefieras otro modelo o simplemente adquirir un adaptador de conector de 3.5 mm a USB-C.

Por un precio similar, se enfrenta a los Sony WH1000XM2, Beats Solo Pro y Sennheiser PXC 550.

Recomendaciones del editor