Nothing Ear (1), primeras impresiones: el gen de OnePlus está presente

El nombre de Nothing aún no es demasiado conocido, pero la compañía de Carl Pei, cofundador de OnePlus, tiene intención de hacerse notar en los próximos meses. En julio, la empresa presentó su primer producto al mercado, los auriculares true wireless Nothing ear (1) diseñados en colaboración con Teenage Engineering, fabricante sueco especializado en sintetizadores.

Con los Nothing ear (1) y su cancelación de ruido activo la empresa de Pei quiere retar a los AirPods Pro de Apple o los WF-1000XM4 de Sony, pero sobre todo con su diseño, algo que ya demostraba en OnePlus.

Probé estos auriculares de solo 99 euros y diseño excelente, y estas son mis primeras impresiones.

Imposible pasar inadvertidos

Desde el primer momento que tienes estos auriculares en la mano sientes que proyectan lo mismo que OnePlus: la necesidad de ser un producto hecho con todo lujo de detalle. En general, están bien acabados, todos los detalles denotan calidad, desde la caja y la bisagra hasta los pines magnéticos a los que se adhieren los auriculares, y por supuesto, los audífonos en sí.

Estos tienen una forma y un tamaño casi idénticos a los AirPods Pro, pero su terminado por completo transparente permite ver la circuitería que hay en su interior, algo que no habíamos visto hasta ahora en ningún dispositivo de este tipo y que le da un toque muy especial.

La caja también es transparente, pero lo que no me gusta es su tamaño. Si la comparo con la de los AirPods Pro o con los WF-1000XM4, la diferencia de tamaño es muy notable, aunque su diseño es interesante. Incluye un puerto USB-C para su carga, así como el cable compatible.

En lo personal, son los auriculares inalámbricos más cómodos que he probado junto con los AirPods Pro. Se ajustan perfectamente a mi oreja (ofrecen almohadillas de diferentes tamaños en la caja), no pesan nada y apenas noto que los llevo puestos. Incluso pude dormir con ellos (hasta ahora solo podía hacerlo con los auriculares inalámbricos de Apple).

Controles simples

Los Nothing Ear (1) ofrecen una aplicación móvil en la que, además de ver el batería disponible tanto de los auriculares como de la caja, podemos seleccionar entre varios modos de ecualización, así como adjudicar los controles táctiles de cada auricular. Con esta app también es posible determinar si queremos un nivel de cancelación de ruido leve o máximo.

Por defecto, los controles son similares a los de otros productos de la competencia: toques para reanudar la reproducción, deslizar el dedo para subir o bajar volumen y presión prolongada para activar o desactivar la cancelación de ruido o el modo transparencia.

Para la conectividad cuentan con Bluetooth 5.2 y, aunque no pueden conectarse en simultáneo a varios dispositivos, el proceso es rápido y bastante simple.

Calidad de sonido y cancelación

Los Nothing Ear (1) me conquistaron por fuera, pero por dentro (esto era algo que esperaba por su precio) no consiguieron que me olvide de los AirPods Pro y mucho menos de los WF-1000XM4 de Sony. No podíamos esperar que su rendimiento fuera el de unos auriculares que casi triplican su precio, pero si nos atenemos a su gama, su calidad es excelente.

La cancelación de ruido es bastante buena, suficiente para el día a día laboral sin ser interrumpidos por el ruido exterior, además, el modo transparencia te permite hablar sin problema y sin necesidad de tener que quitarte los auriculares para escuchar a la otra persona.

En cuanto a la autonomía, los auriculares son de lo mejor que me he encontrado hasta ahora. Y es que al usarlos durante ocho horas con cancelación de ruido no tuve que cargarlos hasta después de tres días, cifras que la competencia y modelos más caros no pueden presumir.

Conclusión

Los Nothing Ear (1) me dejaron una buena sensación, por lo que estoy a la espera de qué más tiene preparado la compañía. Y es que son unos auriculares que repiten la premisa con la que comenzó OnePlus: un producto de diseño excelente que sobrepasa a los de su gama en rendimiento y con un precio tremendamente competitivo.

En resumen: si buscas unos buenos auriculares con ANC y no quieres gastarte más de 100 euros, no se me ocurre mejor opción que recomendarte los Nothing Ear (1).

Recomendaciones del editor