El futuro es eléctrico y el Nissan Leaf Plus es una de las mejores opciones

Podemos adelantar que el futuro en el mundo de los autos serán los carros eléctricos. Seguramente esto no será noticia para muchos, ya que más y más autos eléctricos empiezan a inundar nuestro mercado. Pero uno de los pioneros en este sentido es Nissan, que en 2010 estrenó su modelo Leaf. En aquel entonces era una verdadera novedad que una compañía tradicional presentara algo tan innovador.

Hoy por hoy, hay muchas opciones en versión eléctrica, pero Nissan ha mejorado mucho en algo que se le criticó en su momento: el rango del Leaf. Ahora es de recorrer 226 millas por carga en la versión Plus. Con ese alcance es capaz de entrar como un rival de los otros eléctricos en el mercado.

Hoy por hoy el Leaf es el auto eléctrico más vendido del mundo: han sobrepasado las 400,000 unidades a nivel mundial y más de 130,000 en Estados Unidos. El estilo no ha cambiado mucho, solo le han agregado mucha tecnología, el ProPilot Assist es de lo más avanzado en el mercado en cuestión de automanejo ya que se puede quitar las manos del volante.

El ePedal es otra función muy interesante pues nos permite conducir el coche solo con el pedal de la aceleración. En el momento en que no lo presionas más, se frena automáticamente, lo cual nos da la posibilidad de no desperdiciar energía que es vital en cualquier eléctrico.

El Leaf es un auto compacto, pero ideal para una pareja joven o alguien soltero que está muy consciente del medio ambiente. Pero ten en cuenta que la electricidad no se genera limpiamente a menos que sea solar o eólica. De todas maneras, los autos eléctricos como el Leaf no generan emisiones a la atmósfera.

El precio en Estados Unidos inicia en los $36,000 dólares y con todo el equipamiento puede legar a los $42,000 dólares, pero en varios lugares del mundo existen muchos incentivos para tener un auto eléctrico. Algunos condonan el peaje y en Estados Unidos el gobierno te puede dar hasta $7,000 dólares de incentivo si te decides por uno, sin importar la marca.

Recomendaciones del editor