¿Tiene pies y cabeza la advertencia del gobierno de EE.UU. hacia Huawei?

HUAWEI LOGO

Durante los últimos meses, ha habido muchas noticias relacionadas con la llegada de los productos de la compañía de telefonía móvil, Huawei a los Estados Unidos. A pesar de que la posibilidad de que hubiera una nueva marca para elegir en los Estados Unidos, la emoción rápidamente se disipó.

Huawei está luchando contra un gigante: el gobierno de los Estados Unidos. Esta semana, varias agencias gubernamentales como la C.I.A y el F.B.I. alertaron a los ciudadanos de este país no comprar productos de Huawei. ¿El motivo? Las agencias expresan desconfianza hacia esta empresa china por el hecho de que podría “espiar” a los dueños de estos aparatos y convertirse en un riesgo de seguridad.

Pero, ¿se trata de un riesgo real? En teoría, el software incluido en un dispositivo podría tener ciertas propiedades para espiar, pero estas podrían ser detectadas por estas mismas agencias de inteligencia y realmente cuando se dieron estas declaraciones, no hubo prueba alguna de que estuviera sucediendo. Solamente se expresaron preocupaciones al respecto. Cabe resaltar que estos celulares ya están en venta en territorio estadounidense.

Sin embargo la llegada de Huawei hace unos meses fue estrepitosa. Se rumoreaba que los celulares serían vendidos a través de una de los principales operadores móviles pero los acuerdos parecen haber sido cancelados en el último minuto y por lo tanto, solamente pueden ser adquiridos desbloqueados. No se sabe aún por qué las negociaciones fracasaron, pero algunos analistas indican que motivos políticos pudieron haber tenido algo que ver en esto.

Si existe un riesgo real, estas agencias deben hacer una investigación para convencer al público de que este existe. Esto no debería ser tan difícil teniendo acceso a los productos aquí mismo en los Estados Unidos. Si esto no sucede, lo que estamos viendo es más un caso de proteccionismo o paranoia en lugar de algo tangible y real y que a la larga, lo único que hace es polarizar más el ambiente político mundial.

Por otro lado, los nuevos celulares insignia de Huawei se han vendido no solamente en países de América Latina durante años, sino también en Europa y en ningún momento ha habido indicios de que haya vigilancia china a través de estos celulares.

Además, recordemos que hay otras empresas chinas de tecnología presentes en territorio estadounidense, como lo es Lenovo, quien compró a Motorola hace ya varios años y desde entonces, no ha habido ninguna declaración de oficiales del gobierno sobre desconfianza hacia cualquiera de estas dos marcas.

Ahora bien, ya que se trataba de una reunión donde se discuten diversos temas que podrían representar riesgos futuros, pensamos que Huawei debería demostrar y tener pruebas sobre por qué a pesar de estar localizada en un país que según la historia no tiene los mejores intereses de los Estados Unidos en mente, los usuarios no tienen nada que temer. Parece que unas simples declaraciones no bastan cuando desde el mismísimo gobierno estadounidense se hacen este tipo de alertas.

Falta esperar a ver si el Huawei Mate 10 Pro logra conquistar los corazones de los estadounidenses en un mercado donde el iPhone y los Galaxy son los reyes de la telefonía móvil.

Recomendaciones del editor