Un tamagotchi para hackers llamado Flipper Zero

Detrás de unas imágenes pixel art similares a las mostradas en la pantalla monocromática del Game Boy y otros gadgets retro, un equipo de entusiastas del hardware y el hackeo construyó una dispositivo versátil que, en sus propias palabras, “combina toda la investigación y herramientas de intrusión” que un hacker podría necesitar. Se llama Flipper Zero y sus creadores lo describen como “un tamagotchi para hackers.

A primera vista se podría creer que el dispositivo es algo así como una herramienta que permite a cualquiera que la tenga en las manos abrir la cerradura electrónica de una casa. Sin embargo, sus creadores en realidad apuntan hacia el mercado de los “geeks del hardware” y lo promocionan como una herramienta todo en uno para mejorar sus protocolos de ciberseguridad.

Lo cierto es que Flipper Zero también puede ser útil para los usuarios que jamás han soldado un componente a una placa electrónica. Entre ellos está concentrar en un mismo dispositivo distintas llaves electrónicas, por ejemplo la que abre la cerradura de la casa, la de la oficina e incluso la de verificación de dos pasos para una cuenta de Google. En palabras llanas, el Flipper Zero equivale a una llave maestra para la vida moderna.

Una imagen del dispositivo de hackeo Flipper Zero

Mención aparte merece el diseño visual de la interfaz del dispositivo. El delfín que vive al interior de la herramienta es llamativo, y en un intento por promover el uso del Flipper Zero, sus creadores integraron mecánicas de gamificación. Mientras más se use, Flipper Zero pasará de un simple delfín a una versión robotizada de estilo ciberpunk.

El Flipper Zero fue financiado a través de Kickstarter. Su campaña de fondeo colectivo recaudó más de $4 millones de dólares. Si estás interesado en uno, apresúrate pues al cierre de la edición de esta nota aún se puede adquirir uno por $119 dólares. Los primeros envíos ocurrirán entre marzo y abril.

Recomendaciones del editor