Elon Musk trató de vender Tesla a Apple en 2017

Elon Musk, consejero delegado de Tesla, dijo en Twitter que en 2017 trató de vender su compañía de autos eléctricos a Apple por $50,000 millones de dólares, la décima parte del valor de Tesla al cierre de 2020.

En 2017, Tesla iniciaba la producción del Model 3, su modelo más asequible y que entonces representaba una prueba de fuego para demostrar la viabilidad de la compañía. Solo durante el primer semestre del fatídico año, Tesla reportó pérdidas por $798.6 millones de dólares.

El resto es historia, una de éxito, pues apenas en noviembre pasado Tesla alcanzó una valoración de mercado de $500,000 millones de dólares, convirtiéndose en el fabricante de autos más valioso del mundo.

Visto en retrospectiva, la presunta oferta de Musk a Tim Cook por $50,000 millones de dólares era una ganga.

During the darkest days of the Model 3 program, I reached out to Tim Cook to discuss the possibility of Apple acquiring Tesla (for 1/10 of our current value). He refused to take the meeting.

— Elon Musk (@elonmusk) December 22, 2020

“Tim Cook se negó a tener una reunión”, dijo Musk en Twitter.

La declaración, que no ha sido confirmada por Apple, llega luego de que la agencia Reuters dijera que Apple iniciará la producción de autos eléctricos en 2024 con una batería de litio-ferrofosfato de una sola célula que daría al vehículo mayor autonomía.

“Es el siguiente nivel, como la primera vez que viste el iPhone”, dijo una de las fuentes del llamado “Project Titan” a Reuters.

“Raro, si es que es verdad”, respondió Musk.

“Tesla ya utiliza ferrofosfato en autos de rango medio hechos en nuestra fábrica de Shanghái”, agregó.

El también consejero delegado de SpaceX cuestionó el reporte de Reuters respecto a la batería de una sola célula que, según la agencia, Apple emplearía a fin de incrementar la capacidad de energía del vehículo y darle mayor autonomía.

“Una batería de una sola célula es electroquímicamente imposible, ya que el voltaje máximo es ~100X demasiado bajo. ¿O se refieren a juntar las células, como nuestro paquete de batería estructural?”, señaló.

Esta no es la primera vez que Musk fustiga a Apple en redes sociales a partir de la hipotética competencia que podría representar el fabricante del iPhone en el futuro.

En 2015, en una entrevista concedida a un periódico alemán, Musk llamó a Apple “el cementerio de Tesla”.

“Si no tienes éxito en Tesla, acabas trabajando en Apple”, ironizó.

En su reporte, Reuters señala que la dirección del Project Titan es responsabilidad de Doug Field, un exempleado de Tesla que antes había trabajado en Apple.

Recomendaciones del editor