Denuncian que TikTok envía a China los datos de sus usuarios

Las graves denuncias que recaen sobre la popular aplicación TikTok

La increíblemente popular red social de videos TikTok fue acusada de transferir ilegalmente datos de usuarios de Estados Unidos a China, de acuerdo con una demanda colectiva entablada en California. TikTok es propiedad de la compañía tecnológica ByteDance, con sede en Beijing, y es la versión internacional de una aplicación china aún más popular, llamada Douyin.

La demanda afirma que la plataforma “ha adquirido una de las bases de datos más grandes del país gracias a actividades divertidas, como bailes y playback con canciones, entre otras. Sin embargo, sus usuarios no saben que TikTok también incluye un software de vigilancia chino”.

“TikTok ha transferido a servidores en China enormes cantidades de datos privados de usuarios y de identificación personal que pueden ser utilizados para identificar, describir y rastrear la ubicación y las actividades de usuarios en Estados Unidos ahora y en el futuro”, añadió el texto.

bytedance tiktok servicio transmision musica
AFP vía Getty Images

En el documento no se proporciona una evidencia directa, pero sí describe cómo la aplicación TikTok creó una cuenta para una demandante sin su consentimiento tras haber sido descargada, tras lo cual creó un archivo en el que se incluían datos de identificación personal, datos biométricos y videos que no habían sido subidos al servicio. La demanda cubre la violación de la ley de fraude informático, fraude de acceso a datos, violaciones a la privacidad, intrusión, leyes de competencia desleal, publicidad falsa, negligencia y, finalmente, enriquecimiento ilícito.

Esta no es la primera vez que la popular red social es investigada por una presunta recopilación de datos. A inicios de 2019, fue declarada culpable de recopilar información personal de niños que usaban la aplicación, cuando esta era conocida en Estados Unidos como musical.ly, la que fue adquirida a fines de 2017 por ByteDance. Producto de dicha acción judicial, entablada por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, la compañía pagó $5.7 millones de dólares.

Recomendaciones del editor