CEO de Google: La inteligencia artificial debe ser regulada

La IA y sus posibles consecuencias negativas están en la lupa del mundo

Una invitación especial recibió el CEO de Google, Sundar Pichai, para convertirse en uno de los oradores en una convención de regulación de nuevas tecnologías en la Unión Europea (UE). En Bruselas, el capo máximo de la empresa estadounidense aprovechó de pedir más protección en el trabajo y la distribución de la inteligencia artificial (IA).

Frente a legisladores y representantes de los principales gobiernos del Viejo Continente, el ejecutivo comentó que así como estas nuevas innovaciones traen grandes beneficios, también pueden tener consecuencias negativas.

“No hay duda en mi mente de que la IA necesita ser regulada. La pregunta es cómo abordar esto mejor”, comentó el jefe de Google, quien aprovechó de reunirse este 20 de enero con la reguladora de la competencia de la UE, Margrethe Vestager.

Esto además luego de que la UE golpeara al gigante de Silicon Valley con onerosas multas por su posición dominante en el mercado de los buscadores y del comercio en algunos países miembros como Francia.

Una discusión que además llevará a la revisión de las prácticas de otras compañías que actúan en esas naciones como Microsoft, Amazon o Facebook.

Sundar Pichai, quien ha trabajado en programas de reconocimiento facial bastante controvertidos en Google, como para ubicar a personas desaparecidas y que se ha asociado con el gobierno de Estados Unidos para desarrollos de inteligencia artificial para el ejército, manifestó estar abierto a que los controles de las autoridades deben ser más rigurosos.

“La regulación sensata también debe adoptar un enfoque proporcionado, equilibrando los daños potenciales con las oportunidades sociales”, dijo, y agregó que podría incorporar estándares existentes como el estricto Reglamento General de Protección de Datos de Europa en lugar de comenzar desde cero.

En su periplo por Europa, el CEO de Google tiene prevista una parada en el Foro Económico Mundial que se desarrollará en Davos, Suiza.

Recomendaciones del editor