Estos dispositivos envían «bolsas de audio invisibles» a tus oídos

SoundBeamer es el nombre del dispositivo desarrollado por una startup israelí, que es capaz de transmitir “bolsas de audio invisibles” a los oídos de sus usuarios.

El dispositivo de la empresa Noveto parece ser un altavoz estándar o una barra de sonido, pero usa un modelo de identificación en 3D para rastrear los oídos y enviar señales de audio casi imperceptibles para otras personas.

Según el director ejecutivo de Noveto Christophe Ramstein, no importa si el usuario usa pelo largo, barba, anteojos o incluso, mascarilla: SoundBeamer reconocerá su rostro y se mantendrá “vinculado”.

A diferencia de los altavoces normales, que llenan de sonido una habitación, todo lo que transmite SoundBeamer es privado y solo podrá ser escuchado por propietario, explicó a Gizmodo.

Cómo funcionan los “auriculares invisibles”

¿Cómo se logra? Mediante un sistema de atenuación acústica. De esta manera, reduce el sonido en aproximadamente 20 dB a una distancia de tres pies (90 centímetros).

Así, si alguien está en la misma habitación, podrá percibir que el usuario escucha algo, sin saber exactamente de qué se trata.

“Estamos usando la capacidad de la no linealidad del aire para transmitir sonidos inaudibles y la capacidad de crear sonidos audibles en una ubicación precisa en el espacio”, explicó Ramstein.

Esquema de auriculares invisibles
Esquema del funcionamiento de auriculares SoundBeamer.

Agregó que “estamos creando dos bolsas de sonidos basadas ​​exactamente en dónde está tu cabeza. Creamos esos bolsas de sonidos audibles y cada una es independiente, lo que significa que nuestra tecnología actúa como auriculares invisibles”.

La primera versión del dispositivo está destinada para ser usada por una sola persona, pero el ejecutivo cree que que el segundo modelo podría permitir varios usuarios a la vez.

SoundBeamer solo está disponible para compras anticipadas a través de Kickstarter y se espera que a fines de 2021 llegue al mercado por $595 dólares.

Recomendaciones del editor