Nunca más fallarás un tiro con este aro de baloncesto

El responsable del canal de YouTube Stuff Made Here ha hecho realidad el sueño de millones de jugadores amateurs de baloncesto que no le apuntan al aro ni teniendo a Michael Jordan como mentor: la canasta donde encestar será lo más fácil del juego, básicamente porque el balón entrará siempre.

Se trata de una estructura donde cada ángulo está milimétricamente estudiado para que una vez la pelota golpea ahí, luego se meta en el aro. Así quedó de manifiesto en la infinidad de intentos que se ven en el video.

“Me he preguntado si es posible hacer un aro de baloncesto donde siempre entra la pelota. Imagínese tirar una pelota y si golpea el tablero, de alguna manera se dirige hacia el aro. Gracias a la física, no es posible realizar todos los disparos posibles, aunque puedes hacer un aro donde la pelota va mucho más a menudo. En este video muestro cómo escribí un programa para calcular el tablero óptico y luego lo mecanicé y lo fabriqué. Funcionó mejor de lo que esperaba, así que estoy muy feliz con eso”, manifiesta el autor de esta locura llamado Shane Wighton.

¿Cómo se ha logrado construir este sorprendente tablero gracias al cual la pelota casi siempre entra?

El autor de Stuff Made Here ha desarrollado un software de simulación por computadora que se encargó de copiar y estudiar cientos de tiros a la canasta de distintos ángulos y a distinta velocidad. Tras analizar los resultados ha creado un tablero con una forma de paraboloide elíptico que luce como la punta redondeada de un cono muy grande.

El software creó una malla que se tradujo en trayectorias de herramientas CNC en Fusion 360, y el tablero fue tallado en bloques de madera blanda.

Eso sí, Shane Wighton admitió que al principio no todo salió bien. “Las primeras pruebas fueron decepcionantes; en lugar de lanzar cada disparo, el tablero parecía estar negándolos activamente. [Shane] tuvo que pensar en eso por un tiempo antes de darse cuenta de que no tenía en cuenta el radio de la pelota, lo que significa que el centroide nunca contacta el tablero. En lugar de volver a calcular y crear un nuevo tablero, simplemente movió el aro del tablero por un radio de bola. Con ese recurso en su lugar, la configuración se realizó exactamente como se calculó”, sostiene el sitio Hackday.

Recomendaciones del editor