Así es cómo el conflicto de Hong Kong impacta en empresas tecnológicas

El conflicto en Hong Kong ha lanzado esquirlas que han llegado a las puertas de algunas de las principales empresas de tecnología y videojuegos, y por lo tanto, a sus millones de usuarios. Y es que lo que comenzó en julio de 2019 como protestas pacíficas contra un polémico proyecto de ley sobre extradición criminal —hoy archivado—, ha escalado hacia un conflicto mayor, con manifestaciones diarias de ciudadanos de Hong Kong contra el gobierno de China, en demanda por reformas democráticas.

Apple retiró en octubre de 2019 de su tienda App Store una aplicación de geolocalización que los manifestantes usaban para coordinarse. Sin embargo, no es la primera que cede ante la presión china y lo más probable es que no sea la última. Y es que las compañías extranjeras deben caminar por una delgada línea si quieren acceder a un mercado emergente de 1,400 millones de personas, pero con un gobierno que impone duras restricciones a sus opositores. Desde las redes sociales hasta la industria de videojuegos, así es cómo el conflicto de Hong Kong ha impactado en las empresas estadounidenses de tecnología y videojuegos.

Apple baja aplicaciones

HKmap.live

“Esta aplicación viola nuestras pautas y leyes locales, y la hemos eliminado de la App Store”. De esta forma, Apple confirmó los motivos por los que había bajado de su mercado de aplicaciones a HKmap.live, un app de geolocalización colaborativa utilizada para compartir información sobre las protestas en Hong Kong.

El detonante, sin embargo, habría sido un artículo de opinión publicado en el diario estatal chino The People’s Daily, que acusó a la firma de Cupertino de ser “cómplice” de los manifestantes al permitir a HKmap.live, e instó a la empresa a reflexionar sobre su “imprudente decisión”.

En un comunicado, un portavoz de Apple afirmó que la aplicación fue utilizada para “atacar y emboscar a la policía”, poniendo en riesgo la seguridad pública. Según Apple, contrastó información con la Oficina de Delitos de Ciberseguridad y Tecnología de Hong Kong confirmando que ha sido usada para amenazar la seguridad pública e incluso atacar a residentes en zonas donde no hay fuerza policial.

Aunque ya había rechazado la aplicación, pero luego dio marcha atrás, la decisión de Apple parece ser definitiva. Para sus desarrolladores, HKmap.live no viola la legislación local, ya que se basa en información de dominio público, y que tampoco hay evidencia de que ponga en peligro a los residentes y la policía en Hong Kong.


Este no es el único cuestionamiento contra Apple. Según el mismo artículo de opinión, la compañía había permitido subir en Apple Music una canción que, según las autoridades chinas, apoya la independencia de Hong Kong. Se trataría de Glory to a Hong Kong, que se ha convertido en una especie de himno para los manifestantes.

Las restricciones también afectaron al sitio de noticias Quartz, cuya aplicación también fue retirada de la App Store de Apple. Además, afirma que el acceso a todo su sitio web fue bloqueado en China continental. Según Quartz, recibió un aviso de Apple afirmando que la aplicación “incluye contenido que es ilegal en China”.

“Rechazamos este tipo de censura gubernamental de internet y tenemos una serie de alternativas para sortear estas prohibiciones”, declaró el director ejecutivo de Quartz, Zach Seward, en una declaración recogida por The Verge.

Los videojuegos tampoco se escapan

Hearthstone

Las esquirlas del conflicto en Hong Kong también alcanzaron sorpresivamente al mundo de los videojuegos, luego de que un jugador profesional de Hearthstone, un título de cartas coleccionables de Activision Blizzard, fuera expulsado de una competencia por apoyar las protestas. “Liberar a Hong Kong, la revolución de nuestros tiempos”, gritó Chung Ng Wai durante una entrevista en una cadena taiwanesa, tras un partido del torneo Hearthstone Grandmasters, un evento profesional de eSports.


El desarrollador, en cuya propiedad participa el gigante tecnológico chino Tencent, aseguró que vela “por el derecho de expresar pensamientos y opiniones individuales”, pero las reglas permiten que los jugadores que tengan un comportamiento que ofenda al público o dañe su imagen o reputación pueden ser eliminados.

Chung, también conocido como Blitzchung, no solo fue expulsado del torneo, sino que también recibió una suspensión de un año para cualquier competencia oficial y, además, los $10,000 dólares que acumulaba en premios serán retenidos. “No me arrepiento de decir esas cosas. No me arrepiento en absoluto”, afirmó en una entrevista con AFP.

A diferencia de Blizzard, su rival Epic Games, desarrollador de Fortnite, afirmó que no impedirá que los jugadores emitan discursos políticos. “Epic respalda el derecho de todos a expresar sus puntos de vista sobre política y derechos humanos”, dijo un portavoz de la compañía.

Redes sociales

conflicto hong kong tecnologia social media impact on 2016 election trump cliton twitter 640x0 2 768x768

Por contrapartida, Facebook, Twitter e incluso YouTube, la plataforma de videos de Google, han adoptado medidas que habrían afectado al gobierno chino, que ha sido acusado de realizar campañas de desinformación en redes sociales.

En agosto pasado, Youtube desactivó un 210 canales, que habrían subido de forma coordinada videos relacionados con las protestas en Hong Kong. Según Shane Huntley, del Grupo de Análisis de Amenazas de Google, estas cuentas utilizaron servicios VPN y otros mecanismos para disfrazar su origen.

Aunque no precisó qué mensajes o videos específicos habían sido publicados, se presume que se habría tratado de mensajes propagandísticos que buscaban desacreditar las protestas de Hong Kong.

En la misma línea, Twitter eliminó más de 900 cuentas originarias de China por “sembrar la discordia política en Hong Kong”, que incluso buscaban socavar la “legitimidad y las posiciones políticas” de los manifestantes. Faceboo también hizo lo propio

En la cornisa

conflicto hong kong tecnologia
Hong Kong. Andy Yeung/Andy Yeung Photography

Los efectos de las protestas en Hong Kong también alcanzaron a la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA, por sus siglas en inglés), luego de que el gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, enviara un tuit en apoyo a los manifestantes. El gigante tecnológico Tencent y la televisión estatal china dijeron que no transmitirían juegos del equipo, y que incluso se revisaría la cooperación e intercambios con la NBA.

En los últimos años, los casos de empresas afectadas por restricciones chinas son innumerables. El CEO de Cathay Pacific Airways debió renunciar luego de que algunos de sus empleados participaran en protestas antigubernamentales, GAP debió disculparse por sacar una camiseta con un mapa de China que no consideraba a Taiwán, al igual que Delta Air Lines, el operador hotelero Marriott y la marca de moda Zara.

El director de programas de China en el Instituto de Investigación de Asia de la Universidad de Nottingham, Jonathan Sullivan, asegura en declaraciones recogidas por Los Ángeles Times  que “todos, estados y empresas, parecen aceptar que tienen que pisar cáscaras de huevo cuando se trata de China, por temor a ofenderlos y ser castigados”.

En tanto, el profesor comunicación corporativa en la Escuela de Negocios Tuck de Dartmouth, Paul Argenti, advirtió a la CNBC  que las empresas deben saber en qué se están metiendo cuando entran en una relación con China. “Tiene un régimen que no se parece a Estados Unidos. Podemos pretender que es una democracia, pero no lo es”, puntualizó.

Recomendaciones del editor