Fujifilm lanzó una cámara infrarroja para estudios forenses

Aplicaciones forenses, científicas y de preservación cultural.

A esos trabajos está enfocada la nueva Fujifilm GFX100 IR, la versión infrarroja de la cámara fotográfica más insigne de la marca japonesa, que fue presentada este miércoles.

De acuerdo con la información entregada por Fujifilm, la GFX100 IR se puede utilizar para identificar documentos falsificados o analizar pigmentos en pinturas o documentos históricos.

Al utilizar diferentes filtros de infrarrojos delante del lente, los fotógrafos pueden aprovechar diferentes longitudes de onda de luz para revelar detalles ocultos.

Además, “el uso del filtro de corte de IR apropiado permitirá que la GFX100 IR se use normalmente (igual que la GFX100 estándar) para crear imágenes de color regulares dentro del espectro visible”, asegura Fujifilm.

La compañía aún no ha revelado el precio de la cámara, que solo será comercializada por ciertos distribuidores y no estará disponible para el público en general. Asimismo, estará sujeta a un acuerdo de licencia especial que detallará los términos de uso específicos para la cámara.

Además del nuevo modelo, Fujfilm también presentó el firmware para la GFX100 que presenta una nueva función llamada Pixel Shift Combiner. Esta combina 16 imágenes RAW en una sola imagen de 400 megapíxeles.

“Para quienes trabajan en los campos de conservación de archivos, estas nuevas funciones son especialmente valiosas. Los fotógrafos que documentan artefactos históricos o grandes obras de arte ya pueden conservar digitalmente a 400 megapíxeles”, escribió Fujfilm en un comunicado.

“El uso de la GFX100 IR con la función Pixel Shift Multi-Shot es invaluable para la investigación cultural porque la revisión de imágenes de un sujeto en infrarrojos podría conducir a revelar secretos no contados de algunos de los artefactos más preciados de la historia”, añadió.

Recomendaciones del editor