Un brócoli fue el modelo para una foto en 3,200 megapixeles

Aunque fue construida para sondear los mayores misterios del universo, los investigadores de la Universidad de Stanford decidieron probar la cámara digital más grande del mundo fotografiando… Un brócoli.

Según los astrónomos, la elección del vegetal se debió a “su textura de superficie altamente detallada”, informó Gizmodo.

Estas primeras imágenes tienen un tamaño de 3,200 megapixeles, las más grandes de la historia hasta ahora.

De acuerdo con Gizmodo, las fotografías son tan grandes que se necesitarían 378 pantallas de televisión 4K de ultra alta definición para mostrar una de ellas a tamaño completo.

La enorme cámara digital ha estado en obras desde 2015 en el Laboratorio Nacional Acelerador (SLAC) del Departamento de Energía de Estados Unidos. El plano focal se ensambló en enero y cuenta con 189 sensores de imágenes individuales que registran 16 megapixeles cada uno.

Así, la cámara puede detectar objetos astronómicos con extrema sensibilidad. Es como si un humano pudiera observar el movimiento de la llama de una vela a miles de kilómetros de distancia.

De acuerdo con el sitio New Atlas, el dispositivo es la pieza central del Observatorio Vera C. Rubin actualmente en construcción en Chile, que pasará 10 años reuniendo las vistas más amplias, rápidas y profundas del cielo nocturno jamás tomadas. Esta iniciativa se conoce como Legacy Survey of Space and Time (LSST).

“Este logro es uno de los más importantes de todo el Proyecto del Observatorio Rubin. La finalización del plano focal de la cámara LSST y sus pruebas exitosas es una gran victoria del equipo de cámaras que permitirá al Observatorio Rubin ofrecer ciencia astronómica de última generación”, destaca Steven Kahn, director del observatorio de SLAC.

Para poner a prueba el plano focal de la cámara, el equipo científico primero lo colocó dentro un criostato para enfriar sus sensores a -150°F (-101.1°C) y así alcanzar la temperatura de funcionamiento requerida.

Luego se usaron como modelos el mentado brócoli, junto con imágenes del equipo científico y de Vera C. Rubin, la astrónoma que da nombre al observatorio.

Recomendaciones del editor