Skip to main content

Singular subasta de meteoritos y objetos espaciales raros

Puede ser una de las subastas más singulares del último tiempo, tanto que los objetos que animarán las transacciones ni siquiera forman parte de la Tierra, pese a que fueron hallados en nuestro planeta.

Hasta el 23 de febrero, la casa Christie’s rematará un lote de 75 objetos provenientes del espacio, entre ellos, rocas lunares y meteoritos de Marte, que han impactado en la Tierra.

Probablemente, uno de los más llamativos es una roca lunar de más de 40 kilos que fue encontrada en diciembre de 2019 en el desierto del Sahara, catalogada como la segunda más grande que existe en el planeta.

“La roca de la que se cortó es más grande que cualquiera de las rocas traídas por las misiones Apolo”, explica James Hyslop, jefe del departamento de Viajes, Ciencia e Historia Natural de Christie’s.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Muchos de los otros objetos tienen un origen marciano o bien se desprendieron de asteroides que orbitan en el cinturón entre Marte y Júpiter.

Algunos parten con ofertas de apenas unos cientos de dólares, pero hay otros, como una losa trapezoidal de un meteorito lunar, que pueden llegar a los $350 mil dólares, de acuerdo a la casa de subastas.

Todos estos meteoritos fueron examinados por científicos de The Meteoritical Society, una organización que se dedica a la investigación de la ciencia planetaria.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Por supuesto, los objetos en venta pueden aportar información valiosa sobre los materiales y procesos que dieron origen a nuestro sistema solar, de ahí que estas maravillas interesen no solo a los coleccionistas, sino también a los investigadores del espacio.

Felipe Sasso
Ex escritor de Digital Trends en Español
Felipe Sasso es periodista y escritor. Desde temprana edad manifestó una importante inquietud hacia la escritura y las…
James Webb toma una colorida imagen de una estrella en proceso de formación
james webb colorida imagen estrella formacion en formaci  n

L1527, que se muestra en esta imagen del MIRI (Mid-Infrared Instrument) del telescopio espacial James Webb de la NASA, es una nube molecular que alberga una protoestrella. Se encuentra a unos 460 años luz de la Tierra en la constelación de Tauro. NASA, ESA, CSA, STScI
Una nueva e impresionante imagen del telescopio espacial James Webb muestra una estrella joven llamada protoestrella y los enormes flujos de polvo y gas que se expulsan a medida que consume material de la nube circundante. Este objeto ha sido observado utilizando dos de los instrumentos de Webb: una versión anterior que se tomó en el infrarrojo cercano con la cámara NIRCam de Webb, y nuevos datos en el infrarrojo medio tomados con el instrumento MIRI de Webb.

Mirar en la parte infrarroja del espectro electromagnético permite a los investigadores ver a través de nubes de polvo que serían opacas en el rango de luz visible, mostrando las estructuras interiores de nubes como esta, llamada L1527. Esta imagen muestra estructuras interiores llamadas filamentos que están formados por compuestos llamados hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) y que se utilizan para rastrear la formación estelar. En el centro rojo brillante de la imagen está el gas caliente y el polvo alrededor de la protoestrella, de la que se alimenta para crecer.
La protoestrella L1527, mostrada en esta imagen del instrumento NIRCam del Telescopio Espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA. NASA, ESA, CSA y STScI, J. DePasquale (STScI)
La imagen de NIRCam se ve muy diferente porque esta longitud de onda muestra principalmente la luz que se refleja en el polvo, mientras que esta nueva imagen de MIRI muestra las bolsas de polvo más gruesas. La imagen MIRI muestra un área en blanco que es difícil de ver en la imagen de NIRCam, que es una mezcla de HAP, gas ionizado y otros materiales.

Leer más
Captan impresionantes imágenes de los asteroides que pasaron cerca de la Tierra
impresionantes imagenes asteroides que pasaron cerca tierra de la

El Radar del Sistema Solar Goldstone, parte de la Red de Espacio Profundo de la NASA, realizó estas observaciones del asteroide 2024 MK, de 500 pies de ancho (150 metros de ancho), recientemente descubierto, que realizó su aproximación más cercana, dentro de aproximadamente 184,000 millas (295,000 kilómetros) de la Tierra, el 29 de junio. NASA/JPL-Caltech
La semana pasada vimos no uno, sino dos asteroides pasaron por la Tierra a distancias cercanas, no tan cerca como para amenazar el planeta, pero lo suficientemente cerca como para que los científicos pudieran verlos. Los cazadores de asteroides rastrearon a la pareja a medida que pasaban, e incluso fueron fotografiados por instrumentos de la NASA para aprender más sobre los asteroides, incluidos aquellos que podrían amenazar a la Tierra en el futuro.

Los asteroides 2024 MK y 2011 UL21, llamados así por sus respectivos años de descubrimiento, se acercaron a la Tierra el 27 y el 29 de junio. El asteroide 2011 UL21 se acercó a 4,1 millones de millas del planeta y tenía casi una milla de ancho, lo suficientemente grande y cerca como para clasificarlo como un objeto potencialmente peligroso. Sin embargo, utilizando datos sobre su órbita, los astrónomos han hecho números y han determinado que no hay posibilidad de que impacte en la Tierra en el corto plazo.

Leer más
Marte como Scarface: tiene una cicatriz monumental
Las mejores películas en Netflix – Al Pacino en Scarface (1983).

Una enorme cicatriz es lo que la sonda de la ESA, Mars Express, ha descubierto en Marte, en una zona llamada fosa de Aganippe y que está al pie de un enorme volcán.

Esta cicatriz serpenteante es una formación irregular de unos 600 km de longitud conocida como 'graben': un surco en forma de zanja con paredes escarpadas a ambos lados, informa la ESA.

Leer más