Skip to main content

La nave espacial Orion de la NASA se prepara para un largo viaje a casa

Dos semanas después de dejar la Tierra en una misión a la luna, la nave espacial Orion de la NASA encendió su motor principal como parte de los esfuerzos para ponerla en curso para el largo viaje a casa.

El funcionario de la NASA Jim Free compartió la noticia en un tweet el jueves, diciendo: «¡Hemos dejado la órbita lunar! Orión encendió su motor principal hoy para salir de la órbita retrógrada distante y ponerse en curso hacia la Tierra.

We've left lunar orbit! @NASA_Orion fired its main engine today to exit distant retrograde orbit and set itself on a course for Earth. The burn is one of two maneuvers we'll make ahead of splashdown on Dec 11. Next up? Return powered fly by on Dec 5. https://t.co/3gPLuhoFxD pic.twitter.com/RHjM2ATsWY

— Jim Free (@JimFree) December 1, 2022

Como señaló Free, la quemadura es una de las dos maniobras que la nave espacial Orion sin tripulación necesita hacer para llegar a casa. Si todo está bien, el vehículo aterrizará en el Océano Pacífico frente a la costa de Florida el viernes 11 de diciembre.

La NASA también continúa las pruebas térmicas de una herramienta de navegación conocida como «rastreadores de estrellas», que mide las posiciones de las estrellas para ayudar a la nave espacial Orion a determinar su orientación.

La actual misión Artemisa I comenzó el 16 de noviembre cuando el nuevo cohete Space Launch System (SLS) de la NASA despegó del Centro Espacial Kennedy en Florida.

El cohete más poderoso jamás lanzado impulsó la cápsula Orion hacia la luna en una misión diseñada para probar todos los sistemas de vuelo para el viaje Artemis II que tomará la misma ruta dentro de un par de años, pero con astronautas a bordo.

Durante su viaje hasta ahora, la nave espacial de la NASA se ha acercado a solo 80 millas de la superficie lunar y también viajó a 268,553 millas de la Tierra, el punto más alejado de nuestro planeta que ha volado una nave espacial con calificación humana.

La misión prepara muy bien a la NASA para la misión tripulada Artemis II, así como Artemis III, que se esforzará por aterrizar humanos en la superficie lunar por primera vez desde la última misión Apolo en 1972.

La NASA está dispuesta a regresar a la Luna por una serie de razones que incluyen la necesidad de demostrar nuevas tecnologías, capacidades y enfoques comerciales necesarios para la exploración humana de Marte y posiblemente más allá. También le da a la agencia espacial la oportunidad de ampliar sus asociaciones comerciales e internacionales, al mismo tiempo que inspira a una nueva generación de jóvenes a involucrarse en temas STEM.

Recomendaciones del editor