Skip to main content

James Webb encuentra cinturón de asteroides rodeando la joven estrella Fomalhaut

Una nueva e interesante imagen ha logrado capturar el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, que obtuvo imágenes del polvo caliente alrededor de una estrella joven cercana, Fomalhaut, con el fin de estudiar el primer cinturón de asteroides jamás visto fuera de nuestro sistema solar en luz infrarroja.

Lo investigado revela que las estructuras polvorientas son mucho más complejas que los cinturones de polvo de asteroides y Kuiper de nuestro sistema solar. En general, hay tres cinturones anidados que se extienden a 14 mil millones de millas (23 mil millones de kilómetros) de la estrella; eso es 150 veces la distancia de la Tierra al Sol. La escala del cinturón más externo es aproximadamente el doble de la escala del cinturón de Kuiper de nuestro sistema solar de cuerpos pequeños y polvo frío más allá de Neptuno. Los cinturones interiores, que nunca antes se habían visto, fueron revelados por Webb por primera vez.

Los cinturones rodean a la joven estrella caliente, que se puede ver a simple vista como la estrella más brillante de la constelación austral de Piscis Austrinus. Los cinturones polvorientos son los escombros de colisiones de cuerpos más grandes, análogos a los asteroides y cometas, y se describen con frecuencia como «discos de escombros«.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

«Yo describiría Fomalhaut como el arquetipo de los discos de escombros que se encuentran en otras partes de nuestra galaxia, porque tiene componentes similares a los que tenemos en nuestro propio sistema planetario», dijo András Gáspár de la Universidad de Arizona en Tucson y autor principal de un nuevo artículo que describe estos resultados. «Al observar los patrones en estos anillos, podemos comenzar a hacer un pequeño boceto de cómo debería ser un sistema planetario, si pudiéramos tomar una imagen lo suficientemente profunda como para ver los planetas sospechosos».

El Telescopio Espacial Hubble y el Observatorio Espacial Herschel, así como el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), han tomado previamente imágenes nítidas del cinturón más externo. Sin embargo, ninguno de ellos encontró ninguna estructura interior para él. Los cinturones interiores han sido resueltos por primera vez por Webb en luz infrarroja. «Donde Webb realmente sobresale es que somos capaces de resolver físicamente el brillo térmico del polvo en esas regiones internas. Así que puedes ver cinturones internos que nunca pudimos ver antes», dijo Schuyler Wolff, otro miembro del equipo de la Universidad de Arizona.

Lo más probable es que estos cinturones estén tallados por las fuerzas gravitacionales producidas por planetas invisibles. Del mismo modo, dentro de nuestro sistema solar, Júpiter acorrala el cinturón de asteroides, el borde interior del Cinturón de Kuiper está esculpido por Neptuno, y el borde exterior podría ser pastoreado por cuerpos aún no vistos más allá de él. A medida que Webb tome imágenes de más sistemas, aprenderemos sobre las configuraciones de sus planetas.

El anillo de polvo de Fomalhaut fue descubierto en 1983 en observaciones realizadas por el Satélite Astronómico Infrarrojo (IRAS) de la NASA. La existencia del anillo también se ha inferido de observaciones anteriores y de longitud de onda más larga utilizando telescopios submilimétricos en Mauna Kea, Hawai, el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Observatorio Submilimétrico de Caltech.

«Los cinturones alrededor de Fomalhaut son una especie de novela de misterio: ¿Dónde están los planetas?», dijo George Rieke, otro miembro del equipo y líder científico estadounidense del Instrumento de Infrarrojo Medio de Webb (MIRI), que hizo estas observaciones. «Creo que no es un gran salto decir que probablemente haya un sistema planetario realmente interesante alrededor de la estrella».

«Definitivamente no esperábamos la estructura más compleja con el segundo cinturón intermedio y luego el cinturón de asteroides más amplio», agregó Wolff. «Esa estructura es muy emocionante porque cada vez que un astrónomo ve un hueco y anillos en un disco, dicen: ‘¡Podría haber un planeta incrustado dando forma a los anillos!'».

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
James Webb ofrece una segunda vista de una estrella que explotó
james webb estrella exploto supernova cassiopeia a  cas

Cuando las estrellas masivas se quedan sin combustible y llegan al final de sus vidas, su fase final puede ser una explosión masiva llamada supernova. Aunque el brillante destello de luz de estos eventos se desvanece rápidamente, otros efectos son más duraderos. A medida que las ondas de choque de estas explosiones viajan al espacio e interactúan con el polvo y el gas cercanos, pueden esculpir hermosos objetos llamados remanentes de supernova.

Uno de estos remanentes de supernova, Cassiopeia A, o Cas A, fue fotografiado recientemente utilizando el instrumento NIRCam del Telescopio Espacial James Webb. Situada a 11.000 años luz de distancia en la constelación de Casiopea, se cree que es una estrella que explotó hace 340 años (vista desde la Tierra) y ahora es uno de los objetos de radio más brillantes del cielo. Esta imagen muestra la capa de material expulsada por la explosión interactuando con el gas que la estrella masiva emitió en sus últimas fases de vida.
Una nueva imagen de alta definición de la NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb revela detalles intrincados del remanente de supernova Cassiopeia A (Cas A), y muestra la capa de material en expansión que se estrella contra el gas arrojado por la estrella antes de que explotara. NASA, ESA, CSA, STScI, Danny Milisavljevic (Universidad de Purdue), Ilse De Looze (UGent), Tea Temim (Universidad de Princeton)
"Con la resolución de NIRCam, ahora podemos ver cómo la estrella moribunda se hizo añicos cuando explotó, dejando filamentos similares a pequeños fragmentos de vidrio", dijo el investigador principal Danny Milisavljevic de la Universidad de Purdue en un comunicado. "Es realmente increíble después de todos estos años estudiando Cas A resolver ahora esos detalles, que nos están proporcionando una visión transformadora de cómo explotó esta estrella".

Leer más
James Webb capta una espectacular imagen de una estrella recién nacida
james webb captura espectacular imagen estrella recien nacida herbig haro 797

Una nueva imagen de un objeto Herbig-Haro capturada por el telescopio espacial James Webb muestra los dramáticos flujos de salida de una estrella joven. Estas llamaradas luminosas se crean cuando los vientos estelares se disparan en direcciones opuestas a las estrellas recién nacidas, a medida que los chorros de gas chocan contra el polvo y el gas cercanos a una velocidad tremenda. Estos objetos pueden ser enormes, de hasta varios años luz de diámetro, y brillan intensamente en las longitudes de onda infrarrojas en las que opera el James Webb.

Esta imagen muestra el objeto Herbig-Haro HH 797, que se encuentra cerca del cúmulo estelar IC 348, y también está cerca de otro objeto Herbig-Haro que Webb capturó recientemente: HH 211.
El telescopio espacial James Webb de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense revela intrincados detalles del objeto Herbig Haro 797 (HH 797). Los objetos Herbig-Haro son regiones luminosas que rodean a las estrellas recién nacidas (conocidas como protoestrellas), y se forman cuando los vientos estelares o los chorros de gas que arrojan estas estrellas recién nacidas forman ondas de choque que chocan con el gas y el polvo cercanos a altas velocidades. ESA/Webb, NASA Y CSA, T. Ray (Instituto de Estudios Avanzados de Dublín)
La imagen fue tomada utilizando el instrumento de la Cámara de Infrarrojo Cercano (NIRCam) de Webb, que es particularmente adecuado para investigar estrellas jóvenes, explican los científicos de Webb en un comunicado: "Las imágenes infrarrojas son una forma poderosa de estudiar las estrellas recién nacidas y sus flujos de salida, porque las estrellas más jóvenes todavía están invariablemente incrustadas dentro del gas y el polvo a partir del cual se forman. La emisión infrarroja de los flujos de salida de la estrella penetra en el gas y el polvo que oscurecen, lo que hace que los objetos de Herbig-Haro sean ideales para la observación con los instrumentos infrarrojos sensibles de Webb.

Leer más
Impresionante imagen muestra el corazón palpitante de la Vía Láctea
impresionante imagen corazon palpitante via lactea casey horner cuddqwqnclc unsplash

Una nueva imagen del telescopio espacial James Webb muestra el corazón de nuestra galaxia, en una región cercana al agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea, Sagitario A*. La imagen muestra una región de formación estelar donde los filamentos de polvo y gas se agrupan para dar a luz a nuevas estrellas bebés.

La imagen fue capturada utilizando el instrumento NIRCam de Webb, una cámara que mira en la parte del infrarrojo cercano del espectro electromagnético con longitudes de onda más cortas mostradas en azul y cian y longitudes de onda más largas mostradas en amarillo y rojo.
La vista completa del instrumento NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA revela una porción de 50 años luz de ancho del denso centro de la Vía Láctea. Se estima que 500.000 estrellas brillan en esta imagen de la región de Sagitario C (Sgr C), junto con algunas características aún no identificadas. NASA, ESA, CSA, STScI, S. Crowe (UVA)
Esta región se llama Sagitario C, y se encuentra a unos 300 años luz de distancia del agujero negro supermasivo Sagitario A*. Como referencia, la Tierra se encuentra mucho más lejos del centro galáctico, a una distancia de unos 26.000 años luz de Sagitario A*.

Leer más