Histórico astronauta de la NASA anuncia su retiro

El astronauta Doug Hurley hizo historia el pasado 30 de mayo de 2020 tras convertirse en uno de los dos tripulantes de la primera e histórica misión de SpaceX con la cápsula Crew Dragon que viajó al espacio y a la Estación Espacial Internacional.

Este viernes 16 de julio, el exmarine anunció su retiro de la NASA y de cualquier viaje espacial futuro, tras 21 años de servicio ininterrumpidos.

“Doug Hurley es un astronauta excepcional cuyo liderazgo y experiencia han sido invaluables para el programa espacial de la NASA”, dijo Bill Nelson, administrador de la NASA.

“Su impacto en la agencia trasciende su impresionante trabajo en los vuelos espaciales, inspirándonos a asumir esfuerzos audaces. Extiendo mi más profunda gratitud a Doug y le deseo éxito en su próxima aventura”, comentó la Agencia Nacional Espacial de Estados Unidos.

Doug Hurley

Hurley ayudó a la consolidación de la carrera espacial del magnate Elon Musk con SpaceX como miembro de la tripulación que estuvo en la estación espacial durante 62 días; él y su compañero de tripulación Bob Behnken contribuyeron con más de 100 horas.

El piloto se unió a la NASA en agosto de 2000 como candidato a astronauta. En su primer vuelo espacial, en 2009, Hurley fue piloto del vuelo STS-127 del transbordador espacial Endeavour, en el cual ayudó a entregar e instalar los dos componentes finales del Módulo Experimental Japonés de la Estación Espacial Internacional, Kibo, y su Módulo de Logística de Instalaciones Expuestas y Experimentos.

Voló de nuevo en 2011 como piloto de sts‐135, que fue el vuelo número 33 del transbordador espacial Atlantis, la 37 misión del transbordador a la estación espacial, y la 135 y última misión del Programa del transbordador espacial de la NASA.

El nacido en Endicott, Nueva York, comentó lo siguiente tras anunciar su retiro:

“Durante 21 años, he tenido el increíble honor de participar en el programa espacial estadounidense y trabajar junto a la gente extremadamente dedicada de la NASA. Haber tenido un lugar en el montaje de la Estación Espacial Internacional, y el Programa del Transbordador Espacial, incluido el vuelo en su misión final, STS-135, ha sido un gran privilegio”, dijo Hurley.

“Entonces haber tenido la oportunidad de estar a la vanguardia del Programa de Tripulación Comercial, específicamente trabajando con SpaceX, al mando del primer vuelo de Crew Dragon, y finalmente, como un final perfecto para mi carrera de vuelo, sirviendo a bordo de la estación espacial como miembro residente de la tripulación. A nivel personal, también hubo muchos momentos significativos de la vida en la NASA que han tenido su impacto para siempre en mí. La pérdida de mis colegas en el transbordador espacial Columbia. Y conocer a mi esposa aquí y comenzar nuestra familia. Es realmente humillante cuando se reflexiona sobre todo esto”, sostuvo emocionado.

Recomendaciones del editor