La destrucción de un satélite ruso puso en riesgo a la EEI

El Departamento de Estado de Estados Unidos calificó de peligrosa e irresponsable la actitud de Rusia luego de que una prueba militar con un misil antisatélite pusiera en riesgo a los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Según Estados Unidos, la destrucción del satélite generó más de 1,500 restos espaciales identificables y cientos de miles más de tamaño pequeño.

Debido a esto, y a manera de precaución por si hubiese sido necesaria una evacuación, se les ordenó a los siete astronautas de la estación refugiarse en las cápsulas acopladas durante dos horas luego de la prueba militar.

La EEI orbitó a través o cerca de los escombros cada 90 minutos, hasta que después del tercer paso los especialistas aseguraron que ya era seguro para la tripulación.

La NASA explicó en un comunicado que en los próximos días seguirá vigilando la situación para descartar cualquier tipo de riesgo.

“Esta prueba aumenta de manera significativa el riesgo de astronautas y cosmonautas de la EEI, así como otras actividades espaciales humanas”, señaló Ned Price, vocero del Departamento de Estado.

Este ensayo militar en el espacio no fue informado por Rusia. “El comportamiento peligroso e irresponsable de Rusia pone en peligro la seguridad del espacio exterior y claramente demuestra que sus declaraciones en contra del uso de armas en el espacio son falsas e hipócritas”, señaló el funcionario.

Actualmente, en la Estación Espacial Internacional están los astronautas Mark Vande Hei, Raja Chari, Thomas Marshburn y Kayla Barron, además de los cosmonautas Anton Shkaplerov y Pyotr Dubrov, y el alemán Matthias Maurer de la Agencia Europea Espacial.

Recomendaciones del editor