Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Descubren mapa medieval que tiene oculto un códice estelar

Un impresionante descubrimiento revelado por la revista Nature, indica que un antiguo texto medieval correspondiente a un pergamino del monasterio de Santa Catalina en la península de Sinaí en Egipto, podría ser en verdad el catálogo de estrellas perdidas de Hiparco, considerado como el primer intento conocido de mapear todo el cielo nocturno.

En 2012, el estudiante del destacado erudito bíblico Peter Williams notó algo curioso detrás de las letras del manuscrito cristiano que estaba analizando en la Universidad de Cambridge. Por su parte, el estudiante, Jamie Klair, había tropezado con un famoso pasaje en griego que a menudo se atribuía a Eratóstenes; astrónomo y bibliotecario jefe de la Biblioteca de Alejandría.

En 2017, las imágenes multiespectrales del documento revelaron nueve folios de páginas que contenían indicios de un texto que había sido escrito, Williams notó algunos números impares en los folios del Monasterio de Santa Catalina.

Cuando pasó la página a los historiadores científicos en Francia, los investigadores se sorprendieron. El historiador Victor Gysembergh del centro nacional francés de investigación científica CNRS en París le dijo a Jo Marchant en Nature que «quedó claro de inmediato que teníamos coordenadas estelares».

Lo que sí saben los expertos, sin embargo, es que el astrónomo griego, Hiparco, estaba trabajando en un catálogo de estrellas del cielo del mundo occidental entre 162 y 127 a.

Según los investigadores, el pasaje oculto dice así:

«La Corona Boreal, situada en el hemisferio norte, en longitud abarca 9 ° 1/4 desde el primer grado de Escorpio hasta 10 ° 1/48 en el mismo signo zodiacal (es decir, en Escorpio). En anchura abarca 6°3/4 desde 49° desde el Polo Norte hasta 55°3/4.

Dentro de ella, la estrella (β CrB) al oeste junto a la brillante (α CrB) conduce (es decir, es la primera en elevarse), estando en Scorpius 0.5 °. La cuarta estrella 9 (ι CrB) al este de la brillante (α CrB) es la última (es decir, en elevarse) [. . .] 10 49° desde el Polo Norte. El más meridional (δ CrB) es el tercero que cuenta desde el brillante (α CrB) hacia el este, que está a 55 ° 3/4 del Polo Norte.

Las notaciones coinciden con la terminología griega antigua. El término «longitud» se basa en la extensión Este-Oeste de una constelación, mientras que «anchura» describe la extensión Norte-Sur de la constelación.

Recomendaciones del editor