Skip to main content

Una burbuja de gas caliente se desliza en el agujero negro supermasivo de nuestra galaxia

En el centro de nuestra galaxia hay un enorme agujero negro, rodeado por un remolino de gas caliente brillante que forma una estructura de anillo alrededor del propio agujero negro. Esta estructura fue capturada en la primera imagen del agujero negro supermasivo, llamado Sagitario A *, que se lanzó a principios de este año. Ahora, los científicos han descubierto una rareza en este entorno dramático, detectando una burbuja de gas caliente que orbita alrededor del agujero negro y su estructura de anillo.

Sagittarius A* and animation of the hot spot around it

Como se muestra en esta animación de video, la burbuja de gas caliente se mueve alrededor del agujero negro de una manera similar a la forma en que la Tierra orbita alrededor del sol. Esta burbuja de gas no se vio en la imagen de Sagitario A * (que fue capturada por una colaboración llamada Event Horizon Telescope), sino que se dedujo de las observaciones utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA).

Esta es la primera imagen de Sagitario A* (o Sgr A* para abreviar), el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia. Es la primera evidencia visual directa de la presencia de este agujero negro. Fue capturado por el Event Horizon Telescope (EHT), un conjunto que unió ocho observatorios de radio existentes en todo el planeta para formar un solo telescopio virtual "del tamaño de la Tierra". El telescopio lleva el nombre del "horizonte de eventos", el límite del agujero negro más allá del cual ninguna luz puede escapar.

Un hecho notable sobre la burbuja es la tremenda velocidad a la que se mueve, según el investigador principal Maciek Wielgus del Instituto Max Planck de Radioastronomía. «Creemos que estamos viendo una burbuja caliente de gas que gira alrededor de Sagitario A * en una órbita similar en tamaño a la del planeta Mercurio, pero haciendo un bucle completo en solo unos 70 minutos», dijo Wielgus en un comunicado. «¡Esto requiere una velocidad alucinante de aproximadamente el 30% de la velocidad de la luz!»

El descubrimiento se realizó utilizando datos recopilados para el proyecto Event Horizon Telescope, del que Wielgus y sus colegas también formaron parte. Algunas de estas observaciones captaron las secuelas de una llamarada de rayos X, que se cree que es causada por gas caliente cerca del agujero negro. En este caso, los investigadores vieron la llamarada no solo en la longitud de onda de los rayos X, sino también en las longitudes de onda de radio. Eso apoya la idea de una burbuja de gas caliente que emite llamaradas, que se pueden usar para estudiar el campo magnético del agujero negro.

Los investigadores ahora quieren hacer más observaciones del agujero negro y su entorno utilizando ALMA y el instrumento GRAVITY en el Very Large Telescope y esperan observar directamente una burbuja de gas en órbita. Esto podría ayudarles a comprender más sobre la física de las condiciones extremas cerca de agujeros negros muy grandes.

«Con suerte, algún día, nos sentiremos cómodos diciendo que ‘sabemos’ lo que está sucediendo en Sagitario A *», dijo Wielgus.

La investigación se publica en la revista Astronomy & Astrophysics.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
Un par de agujeros negros supermasivos a punto de fusionarse
hubble agujeros negros supermasivos a punto de fusionarse cu  sares

Los corazones de algunas galaxias brillan tan intensamente que se les da un nombre especial: cuásares. Alimentadas por agujeros negros supermasivos en el centro de estas galaxias, estas regiones emiten enormes cantidades de luz a medida que el gas cae hacia el agujero negro y se calienta, lo que resulta en un brillo tan poderoso como más de 100 mil millones de estrellas. Recientemente, los astrónomos que usan el Telescopio Espacial Hubble vieron dos de estos cuásares ardiendo intensamente en el cielo nocturno, y están en curso de colisión.

El par de cuásares, conocido como SDSS J0749 + 2255, son de algunas de las primeras etapas del universo cuando tenía solo 3 mil millones de años. Las dos galaxias que albergan los cuásares están en proceso de fusión, y eventualmente, las dos se unirán para formar una enorme galaxia.
El concepto de este artista muestra el brillante resplandor de dos cuásares que residen en los núcleos de dos galaxias que están en el caótico proceso de fusión. El tira y afloja gravitacional entre las dos galaxias enciende una tormenta de fuego de nacimiento de estrellas. ILUSTRACIÓN: NASA, ESA, Joseph Olmsted (STScI)
Los dos agujeros negros están a solo 10.000 años luz de distancia, y tardarán diez millones de años en fusionarse. Eso puede sonar como mucho tiempo, pero es inminente en términos galácticos. Observar el par puede ayudar a los astrónomos a aprender sobre el universo temprano y cómo se forman las galaxias grandes.

Leer más
Descubren uno de los agujeros negros más grandes jamás vistos
agujero negro mas grande gravedad de la luz

Un hallazgo astronómico impresionante fue publicado este miércoles 29 de marzo de 2023 en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, se trata de uno de los agujeros negros más grandes jamás encontrados, aprovechando un fenómeno llamado lente gravitacional.

El equipo, dirigido por la Universidad de Durham, Reino Unido, utilizó lentes gravitacionales, donde una galaxia en primer plano dobla la luz de un objeto más distante y la magnífica, y simulaciones de supercomputadora en la instalación DiRAC HPC, lo que permitió al equipo examinar de cerca cómo la luz es doblada por un agujero negro dentro de una galaxia a cientos de millones de años luz de la Tierra.

Leer más
Descubren dos agujeros negros alimentándose juntos en una fusión de galaxias
agujeros negros alimentandose juntos fusion galaxias cancer nrao 004 galaxy bh merger

A 500 millones de años luz de la Tierra, en la Constelación de Cáncer, dos agujeros negros supermasivos se alimentan juntos como resultado de un gigantesco choque de galaxias. Ambos están a solo 750 años luz de distancia uno del otro, creciendo frenéticamente, mientras sus galaxias anfitrionas se fusionan.

Un equipo internacional de astrónomos pudo descubrir por primera vez a dos colosos como estos “cenando” a tan corta distancia, gracias al observatorio ALMA y el uso de una combinación de telescopios terrestres y espaciales.

Leer más