No tan cerca, tontos: botes privados pusieron en peligro el amerizaje de SpaceX

Una de las maniobras que más preocupaba a Elon Musk de toda la misión de SpaceX con la NASA era el momento del amerizaje de la Crew Dragon, que se dio finalmente con éxito este domingo 2 de agosto.

Traer de regreso desde la Estación Espacial Internacional a los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley era la prueba más riesgosa de todas.

Por eso, el amerizaje tenía que salir a la perfección y la única nave que podía estar cerca para el rescate final en la costa de Pensacola, Florida, era el Navigator, el barco oficial de SpaceX.

amerizaje spacex

Sin embargo, un grupo de intrépidos privados, más bien tontos, se acercó bastante a curiosear en sus botes, lo que puso en riesgo la misión.

La cápsula Crew Dragon estuvo flotando en el agua durante unos 30 minutos antes de ser recuperada, y durante ese tiempo varios botes privados “hicieron una línea recta” hacia la cápsula, según el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

De hecho en el siguiente video y alrededor del minuto 3, se puede observar un barco intruso cuando se estaban haciendo las maniobras de rescate.

A private boat with a Trump flag passed by SpaceX's Crew Dragon Endeavour as recovery teams attempt to secure the spacecraft, in what appears to be a serious violation of the splashdown zone's safety area. pic.twitter.com/kwbpAlYM9t

— Michael Sheetz (@thesheetztweetz) August 2, 2020

Jim Bridenstine de hecho confesó que es algo en lo que deberán trabajar en futuros amerizajes: “Te diré que es un hermoso día soleado y que había muchos navegantes y ciertamente estaban intrigados. Creo que todo Estados Unidos estaba muy ansioso por ver la cápsula aterrizar en el agua, pero sí, es algo que debemos mejorar la próxima vez”.

Por su parte, una declaración de la Guardia Costera de Florida indicó que “como resultado de no poder hacer una zona de seguridad oficial en la que los navegantes puedan tener prohibido entrar, numerosos navegantes ignoraron las solicitudes de los equipos de la Guardia Costera y decidieron invadir el área, poniéndose a sí mismos y a los involucrados en la operación en peligro potencial”.

Recomendaciones del editor