Televisa y Univision se unen para hacer frente al streaming

Televisa y Univision, las más grandes productoras de contenidos audiovisuales televisivos en español, anunciaron su fusión para crear una compañía que tiene por objetivo hacer frente a la era de los contenidos en streaming y en la que también figuran como inversionistas Google y el fondo de capital japonés de tecnología Softbank, detrás de empresas como Uber y WeWork.

La nueva empresa lleva el nombre de Televisa-Univision y prevé la creación de una plataforma de streaming para contenidos de entretenimiento que capte el mercado de hispanohablantes americanos, unos 600 millones de usuarios de los cuales 190 millones se encuentran en América del Norte, con Estados Unidos y México a la cabeza.

Televisa y Univision se fusionan para crear la compañía más grande de contenidos de entretenimiento en español

La división de noticias de Televisa permanecerá al margen de la fusión y operará como una empresa mexicana, detalló el conglomerado.

Emilio Azcárraga, presidente del Consejo de Administración de Televisa, destaca que solo 10 por ciento del mercado hispanohablante cuenta con una suscripción a un servicio de contenidos en streaming. En contraste, 70 por ciento del mercado anglosajón tiene algún tipo de suscripción.

Actualmente, Televisa cuenta con la plataforma de streaming Blim, disponible en toda América a excepción de Brasil y Puerto Rico. Ahí transmite bajo un esquema de suscripción contenidos de entretenimiento como sus célebres telenovelas, pero también acceso a canales privados de música y películas, además de transmisiones deportivas.

Univision, por su parte, cuenta con la plataforma Prende TV, que ofrece acceso gratuito a 40 canales.

Televisa y Univision se fusionan para crear la compañía más grande de contenidos de entretenimiento en español

En un comunicado, ambas empresas detallaron que Televisa —valorada en $4,800 millones de dólares— se mantendrá como el inversionista mayoritario, con el control de 45 por ciento de las acciones. 

Univision, por su parte, pondrá una inversión de $4,500 millones de dólares. De ellos, $3,000 millones serán usados para inyectar liquidez a la nueva empresa; los $1,500 millones restantes ayudarán a reducir la deuda de Televisa.

La fusión deberá ser aprobada por las autoridades regulatorias de México y Estados Unidos, sin embargo, ambas empresas confían en que el trámite deberá estar concluido a final de año.

Recomendaciones del editor