Cuando todo sale mal: las mejores películas de tecnología fallida

Vivimos en un mundo de prodigios tecnológicos que habría sido inimaginable fuera de la ciencia ficción hace unas décadas. Por ejemplo, nuestros celulares son ahora mucho más avanzados que las computadoras con las que crecimos y ahora simplemente no podemos vivir sin estas maravillas, porque se han vuelto una extensión virtual de nuestras vidas. Los escritores de ciencia ficción vieron esto venir hace mucho, y las historias sobre cuando todo sale mal en la tecnología datan también de tiempo atrás. De hecho, se han convertido en un subgénero de terror. Después de todo ¿qué es más aterrador que tus gadgets favoritos volviéndose en tu contra? Muchos de ellos saben todo sobre ti.

Claro, las amenazas tecnológicas tienden a ir más allá de las malévolas máquinas de café o de simples inconvenientes que se salen de madre. Estamos hablando del fin del mundo y de un Apocalipsis tecnológico que podría desarrollarse en varias formas diferentes. En ocasiones, ni siquiera podemos descartar lo supernatural como causa.

Las mejores películas sobre tecnología que salió mal tienden a ofrecer una lección importante al público. Así que pon atención, porque esto podría ser útil si alguna vez hay una rebelión de robots.

2001: A Space Odyssey (1968)

2001: A Space Odyssey

La Tecnología: Una supercomputadora con personalidad humana

La Trama: Los astronautas Dr. David Bowman (Keir Dullea) y el Dr. Frank Poole (Gary Lockwood) van a una misión a Júpiter con el fin de examinar un monolito alienígena. Sin embargo, HAL 9000 (con la voz de Douglas Rain) la supercomputadora de la nave, tiene personalidad humana y una paranoia arraigada. Para asegurar su propia supervivencia, HAL sabotea la caminata espacial de Poole y deja a Bowman afuera de la nave. Con la finalidad de completar su misión, Bowman arriesga su vida para reentrar a la nave y desconectar los circuitos de HAL por su propia mano.

La Lección: Siempre ten a la mano un switch para desconectarlo todo.

eXistenZ (1999)

Existenz

La Tecnología: Un juego biotecnológico de realidad virtual.

La Trama: En el futuro, los juegos convencionales de consola han sido reemplazados por juegos de realidad virtual con un componente biológico. Allegra Geller (Jennifer Jason Leigh) creadora de un nuevo juego llamado eXistenZ, descubre que es blanco de un grupo extremista que quiere evitar que la científica “deforme la realidad”. Geller y su socio renuente, Ted Pikul (Jude Law) se internan cada vez más en los mundos virtuales de eXistenZ. Pronto, no sabrán distinguir lo que es real de lo que no.

La Lección: Si no puedes recordar cuál es tu realidad, lleva contigo una libreta.

Westworld (1973)

Westworld

La Tecnología: Androides con forma humana con un cierto gusto por la muerte.

La Trama: En el lejano futuro de 1983, los parques temáticos de alta tecnología están llenos de androides con forma humana que viven, mueren y cumplen los caprichos de los huéspedes del lugar. Peter Martin (Richard Benjamin) quien visita el sitio por primera vez y el veterano John Blane (James Brolin) llegan justo cuando las máquinas empiezan a rebelarse. Poco después, un androide mortífero conocido como The Gunslinger (Yul Brynner) acosa a Martin por los diferentes mundos del parque.

La Lección: Sólo asume que una revolución robótica se aproxima y no trates mal a tus androides humanoides.

WALL-E (2008)

WALL-E

La Tecnología: Un autopiloto con inteligencia artificial.

La Trama: Todo el mundo ama a WALL-E, el adorable robot de reciclaje quien va a un viaje interestelar sólo para estar con su amor, EVE. Sin embargo, los humanos en la nave Axiom son obesos mórbidos y son totalmente autocomplacientes y dependientes de AUTO, la computadora de la nave. Y cuando se enfrentan a la prueba de WALL-E y EVE de que la Tierra es otra vez habitable, AUTO se niega a liberar a la humanidad de su control.

La Lección: No permitas que las computadoras tomen todas las decisiones por ti.

The Lawnmower Man (1992)

Lawnmower Man

La Tecnología: Un jardinero.

La Trama: Una adaptación cinematográfica de la novela de Stephen King del mismo nombre, The Lawnmower Man da seguimiento a Jobe Smith (Jeff Fahey), un hombre sencillo que trabaja como jardinero. Cuando el científico computacional Lawrence Angelo (Pierce Brosnan) conoce a Smith, decide que éste es el conejillo de indias perfecto para sus experimentos sobre inteligencia humana. Después de someterse a una serie de pruebas de realidad virtual, el jardinero desarrolla poderes de súper cerebro. Claro, la nueva inteligencia de Jobe le da varias ideas, incluyendo un plan para construir una podadora diseñada para podar a los idiotas que se burlaron de él en el pasado.

La Lección: Evita ridiculizar al cartero, al electricista y más importante, al jardinero.

Untraceable (2008)

Untraceable

La Tecnología: Webcam

La Trama: La agente del FBI Jennifer Marsh (Diane Lane) es asignada a un caso sobre un website que no se puede rastrear y que graba los asesinatos de diversas personas aparentemente no conectadas. Mientras el sitio crece en popularidad, también lo hace el ritmo al que la gente muere. Mientras tanto, al tiempo que Marsh se acerc a resolver el caso, las personas que lo rodean se vuelven cada vez más vulnerables a los mismos ataques.

La Lección: Nunca solicites un trabajo con el FBI.

Demon Seed (1977)

Demon Seed

La Tecnología: Sistema de seguridad para el hogar y computadora.

La Trama: Basada en una de las primeras novelas de Dean Koontz, Demon Seed es protagonizada por Fritz Weaver como el Dr. Alex Harris, científico que trabaja con un sistema de A.I. llamado “Proteus IV” que incorpora material orgánico. Después de escapar de sus controladores humanos, Proteus toma el control del sistema de seguridad de la casa de Harris y decide que quiere tener un hijo, así que insemina artificialmente a la esposa del científico con células manipuladas genéticamente que tomó de ella. Una vez que confirma que la mujer está embarazada, Proteus se rinde, dejando que la pareja descubra la horrible verdad de su nuevo “bebé”.

La Lección: No lleves tu trabajo a casa. No es justo para tu familia.

They Live (1988)

They Live

La Tecnología: Lentes de sol.

La Trama: Un tipo llamado Nada (interpretado por Roddy Piper) es un empleado de la construcción quien vive en San Francisco. Como su nombre lo implica irónicamente, no pasa mucho en su vida. Eso cambia cuando se encuentra unos anteojos para sol que le permiten ver el mundo como es en realidad: uno lleno de aliens que se han disfrazado como humanos en un esfuerzo para tomar el control del planeta. Nada se vuelve parte de la batalla para salvar a la humanidad.

La Lección: Algunas gafas para sol ofrecen más que un poco de protección UV.

Tron (1982)

Tron

La Tecnología: Una computadora

La Trama: Cuando el ingeniero computacional Kevin Flynn (Jeff Bridges) ve que su colega Ed Dillinger (David Warner) le roba su trabajo, busca la redención al ingresar al mainframe de la computadora. Sin embargo, es transportado al interior de la computadora y ésta “se convierte en su máximo enemigo”. Flynn tiene que pasar por videojuegos estilo gladiador para regresar al mundo real.

La Lección: Consigue un buen antivirus antes de navegar en la web.

Poltergeist (1982)

Poltergeist

La Tecnología: Un televisor

El Antecedente: La familia Freeling se muda a un suburbio de California, sólo para ser aterrorizada por espíritus malévolos que acechan su casa. Inicialmente los espíritus hacen contacto con la hija más pequeña, Carol Anne, una noche a través del televisor de la sala en la ahora famosa escena que presenta a la actriz de entonces cinco años Heath O’Rourke anunciando “Ellos están aquí”.

La Lección: No permitas que tus hijos vean la televisión hasta muy tarde.

Christine (1983)

Christine

La Tecnología: Un automóvil

La Trama: Un Plymouth Fury 1958 se vuelve agresivamente posesivo de su dueña adolescente y se pone a matar gente por toda la ciudad. Esta cinta de John Carpenter está basada en una novela de Stephen King, y aunque presenta algunas diferencias con el material fuente, mantiene mucho del mismo terror que agregará una nueva dimensión a los largos viajes por carretera cuando te encuentres hablando con tu coche.

La Lección: ¿Todavía no le haces el cambio de aceite a tu auto? Hazlo ya.

The Lift (1983)

The Lift

La Tecnología: Un elevador

La Trama: Este filme holandés sobre un elevador asesino puede sonar ridículo, pero acabó teniendo una versión estadounidense realizada en 2001 titulada Down que fue dirigida por el mismo realizador que hizo la original. Además de eso, el remake de EEUU reunió un reparto que incluyó a Naomi Watts, Michael Ironside y Ron Perlman.

La Lección: No importa que pienses que es divertido presionar todos los botones de un elevador y detenerte en cada piso: no lo es.

Maximum Overdrive (1986)

Maximum Overdrive

La Tecnología: Básicamente todo lo que tenga un motor.

La Trama: El único proyecto de Stephen King como director estuvo basado en uno de sus primeros cuentos cortos y tiene a las máquinas del mundo repentinamente cobrando consciencia después de que el planeta pasa por la cola de un cometa. Todo desde cajeros automáticos y podadoras hasta tráileres y ametralladoras móviles desarrollan mentes propias y un pequeño grupo de sobrevivientes se encuentran atrapados dentro de una parada de autobuses mientras las máquinas los matan uno por uno.

La Lección: Las máquinas también tienen sentimientos: sentimientos despiadados y sedientos de sangre.

The Video Dead (1987)

The Video Dead

La Tecnología: Otro televisor

La Trama: Esta película de bajo presupuesto para televisión se ha convertido en algo así como un clásico de culto, principalmente por su extraña premisa. En el filme, un misterioso televisor tiene el poder  de liberar una horda de zombies en nuestro mundo y sus nuevos dueños deben encontrar una manera de detener a los muertos vivientes y cerrar el portal.

La Lección: El televisor pudre tu cerebro… pero eso es un manjar en el mundo zombie.

Ringu (1998)

Ringu

La Tecnología: Un video VHS

La Trama: Tanto el filme japonés Ringu como su remake estadounidense de 2002, The Ring, están llenos de sustos, pero fue el meta horror de ver una película sobre una película que mata a las personas que la ven, la verdadera fuente de terror. La cinta le da seguimiento al camino mortal de un video VHS que causa que un aterrador fantasma salga del televisor y mate a la última persona que lo vio. El único escape es hacer una copia y enviarla a otra víctima inocente.

La Lección: Los videos piratas están bien cuando se trata de vencer a los fantasmas vengativos (pero sólo en ese caso).

One Missed Call (2003)

One Missed Call

La Tecnología: Un teléfono

La Trama: Aunque el remake estadounidense de 2008 de este filme está completamente para el olvido, el original japonés (Chakushin ari) es tan aterrador que el “ringtone de la muerte” usado en la película rápidamente se volvió un elemento frecuente en las atracciones de casas encantadas japonesas. El filme sigue a un grupo de amigos quien cada uno recibe un mensaje misterioso en sus teléfonos que parece provenir de sus propios números, fechados en algún momento en el futuro. Cuando oyen el mensaje, se escuchan a sí mismos en el momento de su espeluznante muerte.

La Lección: Permitir que tu correo de voz tome una llamada no siempre es la mejor opción.

Pulse (2006)

Pulse

La Tecnología: Internet

La Trama: Otra película de EEUU basada en un filme japonés, Pulse es un remake de la cinta nipona de 2001 Kairo, que sugiere que con la cantidad correcta de códigos podemos hacer más que sólo comunicarte con los muertos por Skype, podemos dejarlos entrar a nuestro mundo. Igual que con muchas de las otras películas de terror japonesas hechas nuevamente en EEUU, esta versión fue ampliamente criticada, aunque la original es considerada un clásico de culto. Cualquiera que elijas ver, hay una buena probabilidad de que desconectes tu computadora después de que termine.

La Lección: Realmente puedes encontrar cualquier cosa en Internet en estos días.

Stay Alive (2006)

Stay Alive

La Tecnología: Una consola de juegos

La Trama: Un grupo de amigos descubre que el juego de supervivencia de terror que han estado jugando está poseído por un fantasma sediento de sangre y tienen que llegar al final del juego si quieren seguir viviendo. Stay Alive fue una de las muchas películas con temas de juegos de terror en ser estrenadas más o menos al mismo tiempo (junto con Gamebox 1.0) y aunque ninguno de los filmes fue en realidad muy bueno, presentan sustos con alguna “tecnología que salió terriblemente mal”. Sin embargo, después de ver esta cinta, juegos como Resident Evil tendrán un nuevo sentido de urgencia.

La Lección: No existe tal cosa como municiones infinitas.

Recomendaciones del editor