El equilibrio para correr un maratón en menos de dos horas

Una combinación específica de habilidades fisiológicas -además del entrenamiento constante y riguroso- son indispensables para que los atletas de élite tengan la posibilidad de correr un maratón en menos de dos horas.

Así lo estableció un estudio basado en pruebas detalladas de los atletas que participaron en el proyecto Breaking2 de Nike, una apuesta ambiciosa para romper la barrera de las dos horas en los míticos 42,195 metros.

El profesor Andrew Jones, de la Universidad de Exeter, dijo que los hallazgos revelan que los corredores de de élite deben tener un “equilibrio perfecto” entre estas características:

  • VO2 máx (tasa de absorción de oxígeno)
  • Eficiencia de movimiento
  • Alto “punto de inflexión de lactato” (por encima del cual el cuerpo experimenta más fatiga).

El VO2 medido entre los corredores de élite muestra que, mientras corren a toda velocidad, pueden ingerir oxígeno dos veces más rápido a un ritmo de maratón que una persona “normal” de la misma edad.

“Algunos de los resultados, particularmente el VO2 máx., no fueron realmente tan altos como esperábamos. Lo que vemos en la fisiología de estos corredores es un equilibrio perfecto de características para el rendimiento en maratón”, explicó el académico.

Los datos de Eliud Kipchoge

Un grupo de atletas corriendo un maratón
Unsplash

El investigador explicó que si bien los requisitos para correr un maratón de dos horas se habían debatido ampliamente, nunca se había contado con información detallada sobre las demandas fisiológicas reales.

Los corredores en el estudio incluyeron a Eliud Kipchoge, quien participó en Breaking2 —que no alcanzó el objetivo de dos horas— pero luego logró el objetivo en 1:59:40.2 en el desafío Ineos 1:59.

Basado en pruebas de carrera al aire libre en 16 atletas en la etapa de selección de Breaking2, el estudio encontró que un corredor de 59 kilos necesitaría ingerir aproximadamente cuatro litros de oxígeno por minuto (o 67 ml por kg de peso por minuto) para mantener una maratón de dos horas (un ritmo de 21,1 km/ h).

“Para correr durante dos horas a esta velocidad, los atletas deben mantener lo que llamamos VO2 en ‘estado estable’. Esto significa que satisfacen todas sus necesidades energéticas aeróbicamente (a partir del oxígeno), en lugar de depender de la respiración anaeróbica, que agota las reservas de carbohidratos en los músculos y conduce a una fatiga más rápida”, explicó.

Además del VO2 máx., la segunda característica clave es correr de forma “económica”, lo que significa que el cuerpo debe usar el oxígeno de manera eficiente, tanto internamente como a través de una acción de carrera efectiva.

El tercer rasgo, el punto de giro del lactato, es el porcentaje de VO2 máximo que un corredor puede sostener antes de que comience la respiración anaeróbica. “Si esto sucede y cuando esto suceda, los carbohidratos de los músculos se utilizan a un ritmo elevado, lo que agota las reservas de glucógeno”, explicó el profesor Jones.

Cómo superar el muro del maratón

“En este punto, que muchos corredores de maratón pueden conocer como ‘la pared’ o “el muro”, el cuerpo tiene que cambiar a quemar grasa, lo que es menos eficiente y, en última instancia, significa que el corredor disminuye la velocidad.

“Los corredores que estudiamos, 15 de los 16 de África Oriental, parecen saber intuitivamente cómo correr justo por debajo de su ‘velocidad crítica’, cerca del ‘punto de inflexión del lactato’ pero sin superarlo nunca. Esto es especialmente desafiante porque, incluso para los corredores de élite, el punto de inflexión disminuye ligeramente en el transcurso de un maratón”, añadió.

Según el investigador, los mejores corredores de este grupo, especialmente Eliud Kipchoge, muestran una notable resistencia a la fatiga.

Recomendaciones del editor