CES 2020: Samsung entrega a los gamers inéditos monitores

Curvas profundas y mejores tiempos de respuesta prometen monitores Samsung

Samsung es una marca que por mucho tiempo ha sido solo asociada a sus teléfonos y tabletas, pero también por monitores curvos para juegos como el CHG90. Es por eso que, en la antesala de CES 2020, ha anunciado que llamará como Odyssey a su filial de monitores para juegos  y lanzará dos nuevos productos diseñados para satisfacer todas las necesidades de los gamers: el Samsung G7 y el Samsung G9 .

Samsung G7

El monitor curvo para juegos Samsung G7 vendrá tanto en el tamaño de 27 como 32 pulgadas. Tiene una resolución QHD de 2.560 x 1.440, una frecuencia de actualización de 240Hz y un tiempo de respuesta de 1 milisegundo. Todo esto garantiza que los jugadores puedan aprovechar al máximo los juegos rápidos como Fortnite y Battlefield V, que están pensados para tasas de actualización más altas.

Sin embargo, lo más importante es que la pantalla tiene una curva 1800R, que es más profunda que la curva 1000R de generaciones anteriores. Según Samsung, esto significa que los jugadores se sentirán más inmersos en la acción en pantalla.

Otras características del monitor incluyen su soporte para HDR 600, y tanto AMD FreeSync 2 como Nvidia G-Sync. Esto garantiza que los usuarios podrán disfrutar de la tecnología sin tartamudeos, independientemente del tipo de tarjeta gráfica o PC que posean. Incluso hay un anillo de luz en la parte posterior que los jugadores pueden cambiar de color.

Samsung G9

A continuación, está el Samsung G9. Con 49 pulgadas, llama a esta la primera pantalla QHD dual del mundo en referencia a su tamaño, que es similar a dos monitores de 27 pulgadas. La resolución, mientras tanto, llega a 5,120 x 1,440, con la relación de aspecto 32: 9.

El monitor tiene la misma frecuencia de actualización y compatibilidad FreeSync y G-Sync que el Samsung G7. Su curvatura y diseño, sin embargo, son un poco diferentes. El G9 luce un aspecto de dos tonos, que es similar a un soldado de asalto imperial de Star Wars.

Es blanco en la parte posterior, pero negro en el frente. El anillo de luz personalizable también está aquí, lo que permite a los jugadores configurarlo como mejor te parezca. La curvatura también está en 1000R, similar a los monitores más antiguos de Samsung. Sin embargo, hay soporte para HDR1000, que es nuevo y exclusivo del G9.

Samsung no entregó los precios y disponibilidad en estos nuevos monitores. Sin embargo, el monitor curvo CHG90 de 49 pulgadas del 2019 se vende por $1,000 dólares y el CRG5 más pequeño por $400 dólares. Esto nos da una idea de que los nuevos productos estén en un rango de valores similar.

Recomendaciones del editor