Averigua qué hacer antes de mejorar la velocidad de internet

Te explicamos qué hacer antes de mejorar la velocidad de internet de tu hogar

Cada día llegan más servicios de internet actualizados y rápidos, que superan a su antecesor, pero ¿sabes realmente qué hacer antes de mejorar la velocidad de internet? Si bien siempre es posible mejorar la velocidad a través de distintas fórmulas, incluida la configuración del enrutador (router), los servicios a nivel de gigabits sin duda valen la pena. Pero antes de actualizarte debes asegurarte que tus dispositivos sean capaces de aprovechar las nuevas velocidades.

Configurar conexiones

Cable Cat5e

Para saber qué hacer antes de mejorar una conexión a internet, el primer paso es verificar el cableado. Las conexiones por cable son generalmente mejores para las velocidades de gigabit, debido a su confiabilidad y falta de interferencia. Si deseas obtener los mejores beneficios, necesitas que éstas sean las correctas.

La mayoría de los puertos Ethernet fabricados en los últimos años están en el rango de Ethernet de Gigabit, lo que es positivo. Lo malo es que si tu enrutador u otro dispositivo con cable son más antiguos, posiblemente estás usando una conexión Ethernet incapaz de soportar las nuevas y emocionantes velocidades. Si es así, el enrutador bloqueará toda tu red doméstica.

Si no tienes idea cuáles son puertos de tu enrutador, con el número de producto puedes averiguar en línea sus especificaciones. Lo mismo puedes para verificar las tarjetas y conexiones de fábrica de tus computadoras. También puedes consultar en “Configuración” o en la sección “Acerca de esta computadora” para encontrar más información sobre sus conexiones.

Lo importante es que te asegures que todo esté clasificado para velocidades de gigabit o 1.000 Mbps.

Finalmente, vale la pena revisar los cables Ethernet. Deben ser de al menos Cat5e o más para soportar estas velocidades. Son baratos y fáciles de reemplazar en caso de que sea necesario.

Dispositivos compatibles con últimos estándares de Wi-Fi

Routers compatibles con últimos estándares de Wi-Fi
Piotr Adamowicz

Si no vas a utilizar una conexión por cable en ningún dispositivo, debes verificar que los estándares de Wi-Fi admitidos para la Internet de Gigabit. El estándar oficial de Wi-Fi compatible es 802.11ac o posterior, que es el código que debes verificar cuando busques las especificaciones del producto en línea, o la nueva nomenclatura de Wi-Fi 6.

Al igual que con Ethernet de Gigabit, este estándar ha existido durante varios años y es compatible con los dispositivos más nuevos, pero los antiguos pueden tener problemas. Tu enrutador debe ser absolutamente compatible con el estándar inalámbrico “ac”. Si no es así, deberás actualizarlo, porque los estándares de Wi-Fi más antiguos provocarán un cuello de botella las conexiones de internet de 1 GB.

Los equipos de escritorio y portátiles que incompatibles con 802.11ac se pueden actualizar fácilmente con un adaptador USB. Estos generalmente se venden por $20 dólares a $50 dólares. Si estás buscando para una computadora de escritorio, debe ser uno que al menos permita la opción de reemplazar o mover la antena. Eso te ayudará a encontrar la mejor conectividad posible.

Si tus dispositivos móviles no son compatibles con el estándar “ac”, es más difícil, ya que éstos no se pueden actualizar a un nuevo estándar de Wi-Fi. Si bien reemplazarlos puede ser costoso, no podrás beneficiarte del gigabit como lo haría un modelo más nuevo.

Configurar banda de 5Ghz del router

Configurar banda 5 ghz del router

Muchos enrutadores actuales son de banda dual, es decir, admiten la banda común de 2.4 GHz y la menos utilizada de 5 GHz, que realmente brilla en ciertos aspectos. Puede que no tenga tanto alcance como la banda original, pero hay mucho menos “ruido”, por lo que puede proporcionar una señal más clara y ayudarte a acercarse a mayores velocidades.

La mayoría de los routers de banda dual te instarán a crear y nombrar un canal de 5 GHz durante la configuración, así que debes verificar si tienes uno o si puedes crearlo. También tienes que acordarte de usarlo. Mentalmente, puedes usar la banda regular por costumbre, pero eso puede degradar seriamente el rendimiento de su dispositivo conectado.

Si tu enrutador no es de banda dual, te sugerimos reemplazarlo. Es probable que no sea compatible con 802.11ac., porque la mayoría de estos cuenta con la tecnología inalámbrica de banda dual.

Actualizar firmware y sistemas operativos

Conexión a internet a través de Wi-Fi

Si te sigues preguntando qué hacer antes de mejorar una conexión a internet, asegúrate de verificar que el firmware esté actualizado a la última versión, solo para asegurarse de que todo funcione correctamente.

Puedes verificar las actualizaciones de firmware ingresando a la consola del administrador de tu enrutador con la dirección correcta. Una vez en la configuración, sigue las instrucciones del fabricante para actualizar el dispositivo. Si tienes habilitadas las actualizaciones automáticas, no deberías preocuparte por este paso.

También es una buena idea actualizar el resto de los dispositivos, especialmente si hay actualizaciones que has pospuesto. Generalmente muchas de las del sistema operativo incluyen cambios que mejoran el rendimiento general y la eficiencia. Salvo errores notables, es una buena idea ejecutarlas para que tus dispositivos tengan el mejor rendimiento posible.

Realiza pruebas de velocidad

Christian de Looper/Digital Trends

Hay una serie de pruebas de velocidad en línea que son bastante efectivas, tanto para dispositivos con cables como inalámbricos. Lo importante es que las realices durante la hora del día en que es más probable que vayas a usar los equipos.

Realiza una prueba antes de actualizarte, lo que te permitirá encontrar una línea base promedio entre las velocidades actuales para compararlas con las que alcances con tu nueva conexión de Internet de Gigabit.

Si con el cambio tus velocidades de conexión no mejoran lo suficiente, deberías investigar qué está causando el cuello de botella. También puedes comprobar cómo varía la velocidad entre conexión inalámbrica y por cable.

Si la diferencia es considerable, puedes tomar decisiones sobre qué dispositivos realmente deben conectarse para obtener el mejor rendimiento e identificar los puntos muertos inalámbricos que requieren reparación. Así que ya sabes qué hacer antes de mejorar una conexión a internet.

*Actualizado por María Teresa Lopes el 03 de abril de 2019.

Recomendaciones del editor