Te contamos qué es overclock y si te conviene usarlo en tu PC

¿Overclock? Los fabricantes de procesadores para computadoras suelen usar este término con frecuencia, pero si no sabes qué es overclock y para qué sirve, no te preocupes. En primer lugar, debes saber que todos los procesadores trabajan a una velocidad preestablecida por el fabricante, según una configuración especial en combinación con la tarjeta principal o placa madre de tu computadora. En la mayoría de los modelos estaba bloqueada y no se podía modificar… al menos en el papel.

Qué es overclock. Interior de computadora de escritorio iluminada por luces led

Un poco de historia

El overclock ha existido desde hace mucho tiempo. De hecho, en las primeras tarjetas principales debías configurar la velocidad del procesador a través de interruptores, seleccionando la frecuencia y el multiplicador, para alcanzar la que había sido asignada por el fabricante. Se hacía de manera casi “ilegal”, porque ocasionalmente se dañaban los procesadores y perdías la garantía. Con el auge de las computadoras para gamers se ha hecho casi obligatorio e incluso los fabricantes lo promocionan.

Para usuarios más avanzados, el overclocking es una forma habitual de aumentar el rendimiento de una computadora. Sin embargo, tiene su cuota de riesgos, especialmente para los no expertos.

El overclock generalmente involucra al procesador primario, aunque también puedes aumentar el rendimiento de una tarjeta de gráficos discreta. No existe una regla sobre la rapidez con la que puedes acelerar un procesador, pero cada proyecto produce resultados diferentes. Eso hace que tu decisión sea más difícil. Entonces, ¿vale la pena el overclocking? Sí y no.

¿Necesitas el overclocking?

El overclocking puede llevar mucho tiempo y ser costoso, especialmente si tienes poca experiencia jugando con los componentes de la computadora. Además de cambiar su multiplicador, es posible que debas modificar la configuración de voltaje, las velocidades de rotación del ventilador y otros fundamentos importantes y frágiles.

Los procesadores con overclock a menudo se asocian con computadoras para gamers, pero aquí hay una comprobación de la realidad: acelerar tu procesador puede no hacer mucho para mejorar tu experiencia de juego. Ayuda a que los programas particularmente exigentes se ejecuten más rápido, pero probablemente no notarás el mismo efecto en los juegos. ¿Por qué? Porque la GPU es la que hace la mayor parte del trabajo.

En los juegos, el procesador generalmente se ocupa de las entradas del jugador, la inteligencia artificial, cálculos, esencialmente todo lo que no es visual. Sin embargo, los procesadores pueden soportar una carga más grande y estresante en los títulos MMORPG (de rol multijugador masivo en línea, por sus siglas en inglés), ya que maneja jugadores adicionales, sus acciones y sus conversaciones.

Qué es overclock. Procesador Intel i7 instalado en tarjeta principal
Greg Mombert/Digital Trends

Dicho esto, aumentar la velocidad de tu procesador conduce a un mejor rendimiento en programas avanzados de imágenes en 3D, aplicaciones profesionales de edición de video y software similar para proyectos de trabajo complejos. Para mejores gráficos y una acción más fluida, el overclocking de tu tarjeta gráfica dedicada es una solución más confiable. Aun así, si tu computadora es lo suficientemente nueva como para ejecutar los juegos más recientes, tu procesador y GPU pueden ser suficientes sin necesidad del overclocking.

¿Cuántas personas hacen overclock porque realmente lo necesitan? Relativamente pocas. La mayoría lo hace simplemente porque puede. Después, se jactan de su glorioso logro del “hombre sobre la máquina”. Es una forma de jugar con tu computadora y obtener más de ella usando algunas herramientas simples. Eso atrae a las personas que les gusta el “hágalo-usted-mismo“, que prefieren comenzar con un procesador de menor costo y menor velocidad y modificarlo por su cuenta.

Sin embargo, esto también trae aparejado otro problema: el uso excesivo. No puedes darle esteroides a tu computadora sin sufrir las consecuencias. Un procesador con overclock consume más energía, produce más calor y se desgasta con mayor rapidez. Y a largo plazo, costarte más dinero que haber comprado un procesador más veloz en su momento. Incluso, un overclocking mal realizado anulará cualquier garantía de tu procesador

¿Cuánto más rápido estamos hablando?

¿Qué tan rápido quieres? Los multiplicadores son fáciles de configurar, pero los procesadores también son fáciles de quemar: hay un toma y daca.

Un pequeño overclock del 10 por ciento no es difícil de implementar. No ejercerá una gran presión sobre tu procesador, pero los efectos pueden ser decepcionantes. Por el contrario, agregar varios cientos de MHz a tu sistema es común y evita la zona de peligro para la mayoría de las computadoras.

Aumentar la velocidad de tu procesador en 1 GHz es un asunto más complejo, que requiere enfriamiento adicional y quizás nuevas unidades de potencia. Es posible, pero no aconsejable, sobre todo si no tienes la experiencia suficiente.

¿Qué necesito?

Las herramientas que vayas a necesitar dependerán del tipo de overclocking quieres hacer y cuán profundo estás dispuesto a llegar. Aquí hay algunas elementos importantes para que puedas juzgar por tu cuenta.

La computadora o procesador correcto: Debes invertir en un procesador, como la serie K de Intel, que admita overclocking. Una placa madre compatible con el overclock también es importante. Los procesadores y las tarjetas principales más recientes son más amigables y a menudo vienen con software que reemplaza las herramientas que te detallaremos. Finalmente, si estás comprando una computadora ensamblada, verifica las especificaciones antes de asumir que admite overclocking.

Segunda computadora: Desearás tener otra computadora durante la prueba de esfuerzo en caso de que algo salga mal.

Software de visualización de datos: Los programas como CPU-Z te permiten observar la velocidad del reloj, ver el uso de voltaje y otros factores importantes. Descargar una de estas herramientas hará que el proyecto sea más fácil.

Software de prueba de esfuerzo: Debes realizar una prueba de esfuerzo para asegurarte que tu procesador con overclock sea estable y seguro. Prime95, LinX y AIDA64 pueden ayudar, aunque algunos overclockers prefieren ejecutar más de una aplicación y comparar los resultados. Programas como RealTemp también son útiles para monitorear las temperaturas del procesador.

Una unidad disipadora de calor/refrigerante: Para un overclocking importante, necesitarás un mejor sistema de enfriamiento en tu computadora. Ese puede ser un disipador de procesador térmico más grande y ventiladores de carcasa adicionales.

Cuánto tiempo tardará

El proceso de overclocking depende de cuánto tiempo estás dispuesto a invertir para hacerlo correctamente. Puedes realizar un procedimiento de overclock rápido, pero deficiente, si solo descargas el software correcto y cambias algunas configuraciones. Sin embargo, esto puede causar muchos más problemas.

Qué es overclock. Tarjeta principal conprocesador

Un overclock adecuado y seguro requiere una investigación previa. Es posible que incluso necesites pedir piezas adicionales, como un enfriador más grande.

Después de la preparación, deberás implementar las pruebas básicas, descargar la prueba de esfuerzo correcta y realizar modificaciones en el procesador. Todos estos son pasos relativamente rápidos, que te pueden tomar una hora. La ejecución de la prueba de esfuerzo, que debes hacer después de cada cambio, tardará algunas horas, ya que controla la temperatura y la actividad en busca de estabilidad. Eso significa una tarde bastante ocupada, asumiendo que todo avanza sin problemas y sabes lo que estás haciendo.

Si tu computadora se sobrecalienta, falla o no funciona como se esperaba, debes hacer ajustes y volver a ejecutar la prueba de esfuerzo. Si necesitas instalar un sistema de refrigerante o un disipador de calor, deberás tiempo adicional.

El proceso a menudo puede tomar varios días de retoques para hacerlo bien, lo que puede ser demasiado largo para que puedas obtener un aumento real en la velocidad del procesador. Por otro lado, si eres un aficionado, pasar un par de fines de semana en un proyecto de overclocking puede sonar divertido.

Palabra final: ¿Overclock o no?

Si bien el overclocking es más fácil que nunca y ya no es particularmente arriesgado, requiere un buen conocimiento y mucha paciencia. Pero no es una ciencia exacta. Cada resultado es un poco diferente según los materiales, la habilidad y el hardware disponible.

Si puedes manejar el elemento de incertidumbre, las pruebas necesarias para la estabilización y los ajustes con las partes básicas de tu computadora, el overclocking está a tu alcance. Si no puedes permitirte quemar accidentalmente tu procesador, las herramientas adecuadas o la voluntad de profundizar en la administración de hardware, evita el overclocking a toda costa.

En cualquier caso, no debes esperar que los overclocks transformen tu experiencia informática. Además de los derechos de fanfarronear, la razón principal para hacerlo es mejorar el rendimiento de las aplicaciones que dependen en gran medida de la velocidad informática. No verás el mayor beneficio si nunca usas este tipo de software.

Recomendaciones del editor