Nvidia GeForce RTX: todo lo que necesitas saber

Desde su lanzamiento en 2019, la serie de tarjetas gráficas Nvidia GeForce RTX son las GPU de consumo más potentes jamás fabricadas. Añaden nuevas tecnologías que generan técnicas de iluminación como el Trazado de rayos y el DLSS que siguen perfeccionándose y permitieron actualizar el diseño de enfriador de referencia ahora clásico de Nvidia. Pero claro: todo esto tiene un precio.

Las GPU de nueva generación están en un orden de precio más alto que sus predecesoras, incluso, teniendo en cuenta los típicos problemas de precios que enfrentan los compradores por cualquier motivo en todo el mundo. Aquí está el desglose de qué son estas tarjetas y cuál es su alcance.

Las cartas

Dos tarjetas gráficas Nvidia GeForce RTX 2080 sobre una superficie de madera

La línea de tarjetas gráficas de escritorio que Nvidia lanzó desde el año pasado, ya incluían los modelos RTX 2060, 2070, 2080, 2080 Ti y la Titan RTX. Existen versiones disponibles como la Founders Edition con velocidades de reloj más altas y un diseño de enfriador de referencia por $600, $800, $1,200 y $2,500 dólares. Actualmente ya están disponibles las versiones Super.

Hay versiones de terceros disponibles –excepto de la Titan RTX– con todas las características típicas del mercado de accesorios como enfriadores alternativos (incluido el enfriamiento por agua), overclocks, cambios estéticos y soporte de funciones. Los precios comienzan en $500 dólares y van más allá de las opciones de compra directa de Nvidia.

Aunque se trata exclusivamente de tarjetas gráficas de alta gama, Nvidia atrajo al mercado de nicho medio desde su anuncio en CES 2019. La RTX 2060 salió a la venta el 15 de enero por $350 dólares y ofrecía el mismo conjunto de características que sus hermanas caras, con capacidades de rendimiento reducidas. Aun así, no era asequible, pero la potencia que ofrece a ese precio la convirtió en la tarjeta más atractiva dentro de la generación RTX.

Lanzamiento de Nvidia RTX en CES 2019

Nvidia también confirmó asociaciones con varias compañías para usar estas nuevas GPU móviles para acelerar más que solo los juegos. Se nos dice que cierto software de modelado 3D, animación y edición de video podrá acelerar sus procesos usando una tarjeta gráfica o chip Nvidia Turing.

El rendimiento es alto, pero no excesivamente

Después de que Nvidia se aferró a las comparaciones de rendimiento con el Trazado de rayos en Gamescom, nuestra propia prueba de las GPU RTX demostró que las tarjetas eran las más potentes jamás lanzadas, pero no tanto. Son mucho mejores en Ray tracing que sus contrapartes de última generación, aunque, en general los juegos simplemente aumentaron el espectro de desempeño una muesca.

No se puede negar que la 2080 es más poderosa que la 1080, y la 2080 Ti más poderosa que la 1080 Ti, pero eso está lejos de ser toda la historia. La 2080 se queda atrás de la 1080 Ti en algunas pruebas, quizás más notablemente en nuestra prueba de juegos ultra 4K.

Arquitectura Turing en Nvidia GeForceRTX

El precio de las nuevas tarjetas resultó problemático inicialmente después del lanzamiento, ya que sus contrapartes de rendimiento relativo en la generación anterior a menudo estaban disponibles a precios más bajos.

A final de cuentas, la 2080 y 2080 Ti son entre un 20 y un 30 por ciento más rápidas que sus contrapartes nuevas de última generación en los escenarios más crudos, pero en muchas pruebas esa brecha puede ser tan pequeña como puntos porcentuales de un solo dígito, por lo que las mejoras de rendimiento dependen del software en ejecución.

Lo mismo ocurre con la Titan RTX, una RTX 2080 Ti ligeramente más capaz, ha demostrado ser más poderosa que incluso la monstruosa Titan V en muchos entornos, aunque probablemente se reservará casi exclusivamente para tareas de renderizado y empresariales.

La RTX 2060 es un poco más impresionante, ya que es parecida a una GTX 1070 que un reemplazo de GTX 1060, pero su rendimiento aún no es asombroso. Especialmente, cuando comienzas a jugar con características avanzadas como el Trazado de rayos.

El benchmark de Nvidia de la RTX 2060, mostró en su lanzamiento en 2019, que venció a una GTX 1070 Ti en algunos juegos, pero esos resultados fueron un poco falsos. Emparejaron la RTX 2060 con una CPU Intel 7900X de $1,000 dólares que está lejos de ser un escenario probable en el tipo de sistemas de juegos de rango medio al que apunta la RTX 2060.

Titan RTX RTX 2080 Ti RTX 2080 RTX 2070 RTX 2060 GTX 1080 Ti
GTX 1080 GTX 1070
Núcleos CUDA: 4,608 4,352 2,944 2,304 1,920 3,584 2,560 1,920
Reloj base: 1,350 MHz 1,350 MHz 1,515 MHz 1,410 MHz 1,365 MHz 1,480 MHz 1,607 MHz 1,506 MHz
Reloj Max: 1,770 MHz 1,545 MHz 1,710 MHz 1,620 MHz 1,680 MHz 1,582 MHz 1,733 MHz 1,683 MHz
Memoria:
24 GB GDDR6 11 GB GDDR6 8 GB GDDR6 8 GB GDDR6 6 GB GDDR6 11 GB GDDR5X 8 GB GDDR5X 8 GB GDDR5
Vel. Memoria: 14 Gbps 14 Gbps 14 Gbps 14 Gbps 14 Gbps 11 Gbps 10 Gbps 8 Gbps
Interfaz de memoria: 384 bit 352 bit 256 bit 256 bit 192 bit 352 bit 256 bit 256 bit
Ancho de banda de memoria: 672 GBs 616 GBs 448 GBs 448 GBs 336 GBs 484 GBs 352 GBs 256 GBs
TDP: 280 W 250 W 215 W 185 W 160 W 250 W 180 W 150 W

Hay unos cambios intergeneracionales interesantes en juego con la generación RTX Turing. Los núcleos CUDA han aumentado en tipos similares de números, aunque no en porcentajes, entre las tarjetas gráficas de la serie 900 y la serie 1000, por lo que vemos un aumento notable, si no significativo, en el rendimiento general.

La velocidad del reloj se ha reducido, lo que no es del todo sorprendente, pero cuando se muestra junto con un aumento en el consumo de energía, lo es un poco más. Podría ser que esos núcleos RT y Tensor requieren algo de jugo propio.

La memoria GDDR6 proporciona un aumento sólido en la velocidad y el ancho de banda para la serie 20, lo que hace que tanto la 2080 como la 2070 estén casi en línea con la GTX 1080 Ti, aunque no del todo.

Ahora sabemos que si la 2080 puede competir con la 1080 Ti depende realmente del software que se esté ejecutando y con qué configuración. La 1080 Ti se quedará atrás cuando el Ray tracing está activado, pero en escenarios de iluminación tradicionales, debería ser competitiva, si no aún más potente que la RTX 2080.

Ray tracing y DLSS

Si bien, el número de núcleos CUDA tradicionales en las nuevas tarjetas gráficas ha aumentado en todos los ámbitos, el logro más emocionante de esta nueva generación se nos dice, es la adición de hardware dedicado para el Trazado de rayos y la IA, inteligencia artificial.

La arquitectura de Turing incluye núcleos RT que utilizan trucos inteligentes para acelerar el Trazado de rayos y que sea posible producir iluminación y reflejos realistas dentro de los juegos.

Estas nuevas tecnologías en el corazón de la arquitectura de la serie 20 significan que ciertos juegos podrán aprovechar los reflejos en tiempo real y las técnicas avanzadas de suavizado como nunca.

Es una tecnología hermosa, pero costosa. Las primeras pruebas mostraron que el Ray tracing, en las tarjetas más potentes, solo podía renderizarse efectivamente a 1080p y 1440p a velocidades de cuadro jugables. Incluso, después de los parches de optimización.

Podría decirse que la tecnología más intrigante que hacen posible estas tarjetas es el Super muestreo de aprendizaje profundo, o DLSS, habilitado por los núcleos Tensor de la serie RTX.

Utilizan efectivamente la inteligencia artificial en las tarjetas para simular una representación de mayor resolución sin la sobrecarga de rendimiento. No es perfecto y la lista de juegos aún es pequeña, pero hay mucho de qué entusiasmarse con DLSS. Si ves un uso más amplio, a eso se debe.

Puertos, ruido y enfriamiento

Si bien, el hardware dentro de las tarjetas de la serie 20 cambió, el exterior también recibió una revisión importante. Después de décadas de un solo ventilador, Nvidia agregó un segundo a su diseño. Creando con esto una configuración de mayor volumen de aire, sin duda para garantizar que las temperaturas se mantengan consistentes con los requisitos de más potencia de las gráficas RTX de la serie 20.

Y el resultado fueron tarjetas más frías y silenciosas, pero esa no es siempre la historia completa.

En el extremo posterior, donde conectas tu pantalla, la serie 20 ofrece algunas opciones de puertos. Junto con los conectores DisplayPort 1.4 y HDMI 2.0b más típicos, también hay un VirtualLink; un puerto con forma de USB-C, diseñado para proporcionar alimentación y video a los auriculares de realidad virtual, lo cual significa una reducción en cantidad y tamaño de cables, incluso para VR.

¿Vale la pena el rendimiento?

Por emocionantes que sean todas las características anteriores y las mejoras en las especificaciones, deben tomarse en el contexto del costo. Las tarjetas RTX de la serie 20 son las nuevas GPU Nvidia más caras que se lanzaron en mucho tiempo y con bastante margen.

La RTX 2080 Ti tenía un costo de $1,200 dólares para la Founders Edition y no menos de $1,000 dólares por una versión de terceros. La 2080 salió a un precio de $800 y $700 dólares respectivamente, mientras que la 2070 es de $600 y $500 dólares, al menos. La última RTX 2060, por su parte, costaba $349 dólares en su lanzamiento.

Eso es demasiado dinero, incluso para tarjetas de gama alta. La 2060 tiene una relación calidad-precio mucho mejor, y si estás buscando la 1070 Ti o 2070 como posibles opciones de actualización, no está lejos de sus capacidades y es más asequible. Sin embargo, todavía no es una tarjeta barata, y los jugadores conscientes del presupuesto probablemente estén atentos a algo que sea un reemplazo de GTX 1060 en el futuro cercano.

Esperaríamos saltos de precios similares, o incluso mayores, en el espacio móvil. Si bien el Trazado de rayos en una pequeña pantalla de computadora portátil puede verse magnífico en ciertas configuraciones, somos escépticos sobre la mejora visual que obtenga en los títulos en general. Las computadoras portátiles para juegos también se venden a un precio superior, por lo que con el hardware RTX, tendería a incrementarse.

Es poco probable que los desarrolladores adopten en gran medida el Trazado de rayos hasta que haya una cantidad suficientemente grande de tarjetas compatibles con RTX. Puede que se ponga al día en los próximos años, pero pasará algún tiempo antes de que la mayoría de los jugadores puedan apoyarlo.

Recomendaciones del editor