El MIT prueba su barco autónomo en los canales de Amsterdam

En una época en que se ha hablado mucho de los automóviles autónomos y de su pronta puesta en marcha a nivel internacional, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) se ha atrevido con una propuesta diferente.

Durante los últimos cinco años, el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT y el Senseable City Lab han estado trabajando en una flota de barcos autónomos para desplegar en la ciudad de Amsterdam.

El nombre del proyecto es “Reboat”, informó Engadget.

En 2019, el MIT ya había dado a conocer los primeros roboats autónomos que podían ensamblarse en una serie de estructuras flotantes y, hoy lunes, presentó el Roboat II, el primero que puede transportar pasajeros.

El barco mide dos metros de largo y puede trasladar a dos personas por los bellos canales de Amsterdam.

Roboat MIT
MIT CSAIL

El Roboat II dispone de cuatro hélices que le permiten moverse en cualquier dirección. Además incluye LiDAR, GPS y sensores de inercia que lo ayudan a navegar.

Ahora el MIT trabaja en una embarcación autónoma que pueda transportar de cuatro a seis pasajeros. Esa versión más grande ya está en construcción en Ámsterdam, pero no se sabe cuándo estará lista para la prueba.

Mientras tanto, el Roboat II ya navega de manera efectiva por Ámsterdam. Según el MIT, navegó de forma autónoma por los canales de la ciudad holandesa durante tres horas, recolectando datos. Y regresó al lugar de origen con un margen de error de menos de siete pulgadas.

De cara al futuro, el equipo del MIT espera seguir mejorando los algoritmos del Roboat para que pueda afrontar mejor los desafíos que puede encontrar un barco, como las perturbaciones de las corrientes y las olas.

También están trabajando para que sea capaz de identificar y “comprender” los objetos con los que se encuentra

Todo lo que aprenda el Roboat II se aplicará naturalmente en la versión a gran escala.

Recomendaciones del editor