Te explicamos cómo mantener el anonimato en internet

En la era del phishing, el robo de identidad y la piratería, proteger tu identidad es más importante que nunca y afortunadamente hay varias formas de protegerte. Te explicamos cómo mantener el anonimato online.

Esta guía te ayudará a conocer formas de obtener el anonimato para la mayoría de las comunicaciones y actividades basadas en la web. Pero antes de comenzar, lo primero y más evidente es no usar nunca tu nombre real al crear una cuenta en línea. Este es el primer paso a seguir cuando crees cuentas en redes sociales.

Una vez hecho esto, te mostramos los cinco niveles de anonimato que te recomendamos a continuación, tanto si te estás adentrando en el anonimato por primera vez o si deseas agregar otro nivel de seguridad a tu protocolo actual.

Nivel 1: navega en modo privado siempre que sea posible

mantener el anonimato

Navegar en modo privado es lo más simple que puedes hacer para conseguir que tu sesión en internet sea un poco más anónima.

Funciona de la siguiente manera: cada vez que visitas un sitio web dejas un rastro de cookies; estas se almacenan en tu computadora y contienen una cantidad básica de datos en función de los sitios web que hayas visitado, lo que permite que otras páginas web te ofrezcan una experiencia personalizada. Así, Facebook te podrá mostrar un anuncio del nuevo MacBook que buscaste en Google, o YouTube al ver que has estado buscando videos sobre el nuevo teléfono Samsung Galaxy Note 9. Estas cookies se pueden usar para crear una huella digital única basada en los datos recopilados.

Para evitarlo, basta con navegar en modo privado, y todos los navegadores modernos cuentan con una función de navegación privada, incluso en dispositivos móviles.

Nivel 2: evita Google (o Bing o Yahoo)

Google, Bing y Yahoo son los tres motores de búsqueda más populares pero este trío es también el que recopila la mayor cantidad de datos sobre ti de cara a mostrar anuncios relevantes y personalizar servicios. Esto es especialmente relevante cuando inicias la sesión con tu cuenta de forma que estos motores de búsqueda pueden recopilar tu nombre, dirección de correo electrónico, fecha de nacimiento, sexo y número de teléfono. Además de esto, Google y Bing también pueden recopilar datos importantes como la ubicación del dispositivo, la información del dispositivo, la dirección IP y los datos de cookies.

Para evitar ser rastreado cuando buscas en la web, te recomendamos que utilices un servicio como DuckDuckGo. Se trata de un motor de búsqueda independiente que no ofrece resultados de búsqueda personalizados y todos los que buscan ven los mismos resultados y no se recopilará ni almacenará ninguna de las búsquedas efectuadas. El motor de búsqueda también afirma que no tiene nada que vender a los anunciantes, lo que significa que nunca estarás sujeto a los anuncios dirigidos que se ven al usar Google y otros sitios web.

Nivel 3: oculta tu dirección IP

un capture de una página de internet en color morado

Lo siguiente que puedes hacer para permanecer en el anonimato es ocultar tu dirección IP, que es la forma más fácil de rastrear la actividad en línea. Si alguien la conoce, puede determinar fácilmente la ubicación geográfica del servidor que aloja esa dirección y tener una idea aproximada de dónde te encuentras. En términos generales, hay tres formas de ocultarla.

En primer lugar, puedes usar un servidor proxy. Si deseas que toda tu actividad en línea sea anónima, la mejor manera de hacerlo es fingir ser otra persona. Esto es básicamente lo que hace un servidor proxy: dirige la conexión a través de un servidor diferente, por lo que tu dirección IP no es tan fácil de rastrear. También puedes usar una red privada virtual (VPN), que oculta tu dirección IP tan bien como lo hace un proxy y, en algunos casos, incluso mejor. Una VPN es una red privada que emplea una red pública (generalmente internet) para conectar sitios remotos o usuarios.

Finalmente, puedes usar TOR. Abreviatura de The Onion Router, es una red de túneles virtuales que permite a los usuarios mejorar su privacidad y seguridad en internet. Navegar con TOR es muy parecido a usar simultáneamente cientos de servidores proxy diferentes que se asignan al azar periódicamente.

Nivel 4: usar correo electrónico y comunicación anónimos

El uso de servidores proxy, VPN y TOR ocultará tu dirección IP de miradas indiscretas, pero enviar correos electrónicos presenta un desafío de anonimato diferente. Supongamos que deseas enviar un correo electrónico a alguien, pero no deseas que sepa tu dirección: hay dos formas de hacerlo.

La primera es usar un alias. Un alias es esencialmente una dirección de reenvío. Cuando envías un correo electrónico a través de un alias, el destinatario solo verá la dirección de reenvío y no tu correo electrónico real. Dado que todo el correo se reenvía a tu bandeja de entrada habitual, este método mantendrá en secreto tu dirección de correo electrónico real, pero no evitará que te libres del spam.

En segundo lugar, puedes usar una cuenta de correo electrónico desechable. Esto se puede hacer de dos maneras: puedes crear una nueva cuenta de correo electrónico con un nombre falso y usarla durante el tiempo que necesites o puedes usar un servicio de correo electrónico descartable. Estos servicios funcionan mediante la creación de una dirección de reenvío temporal que se elimina después de un cierto tiempo, por lo que son excelentes para registrarte en sitios en los que no te fías y evitar que tu bandeja de entrada se inunde de spam.

Pese a que el uso de una VPN y la comunicación a través de una dirección de correo electrónico anónima mantendrán tu identidad oculta, aún existe la posibilidad de que tus correos electrónicos sean interceptados por un intermediario. Para evitar esto, puedes cifrar los emails antes de enviarlos utilizando HTTPS en tu cliente de correo electrónico basado en la web, lo que añade cifrado SSL / TLS a todas las comunicaciones. Para los chats web, también puede considerar usar el chat TOR o Crytopchat, que son servicios de chat encriptados que son difíciles de hackear.

Si te animas, aquí tienes una guía sencilla de cuatro niveles para permanecer anónimo en línea. Algunos de estos métodos pueden ser más extremos que otros, pero todos te devuelven el control de la privacidad y una mayor tranquilidad al navegar por la web.

Nivel 5: no dejar rastro en una computadora con TAILS

una captura de pantalla de la computadora

¿Desearías no dejar ninguna evidencia que estuviste en esa computadora? Hay una manera muy fácil de sentarte, conectarte, completar tu negocio y marcharte sin que nadie sepa que estuviste allí. Puedes usar cualquier computadora con conexión a internet y no dejar rastro en la computadora o en línea, con un sistema operativo Linux llamado TAILS, o The Amnesiac Icognito Live System.

TAILS está diseñado para alojarse en un dispositivo de almacenamiento simple como una unidad flash USB que puedes conectar a una computadora y abrir.

A partir de ahí, TAILS carga automáticamente TOR, abre la pantalla de inicio de tu sistema operativo y te permite hacer lo que desees. Sin embargo, debido a que todo se inicia directamente desde la unidad flash, en realidad no estás haciendo ninguna marca rastreable en la computadora que estás utilizando.

Mientras tanto, el cifrado TOR garantiza que toda tu actividad en línea no se pueda rastrear, incluyendo archivos, correos electrónicos y mensajes instantáneos. Esencialmente, puedes mantener tu vida digital en tu bolsillo, y nadie más lo sabrá.

Puedes descargar TAILS directamente cuando lo desees. Además, TAILS se actualiza y repara constantemente para mantenerse al tanto de las vulnerabilidades y continuar mejorando la seguridad para que pueda garantizar que no quede ningún rastro.

No tiene las opciones de energía o almacenamiento de un sistema operativo tradicional como Windows, pero definitivamente no existe nada más privado.

*Actualizado por María Teresa Lopes el 05 de marzo de 2020.

Recomendaciones del editor