¿No te gusta Windows 10? Aquí te decimos cómo desinstalarlo

desinstalar Windows 10

¿Has tenido problemas con tu Windows 10? ¿quieres volver a una versión anterior? A pesar de que aún no sabemos cómo retroceder en el tiempo, hemos encontrado una manera sumamente fácil para desinstalar Windows 10 desde tu equipo y recuperar la versión anterior que desees. Desafortunadamente, el único detalle es que aún no existe un sistema automático para versiones anteriores, así que si quieres recuperar toda la información más te vale que hagas una copia de seguridad de tus archivos para volver a tu “vieja” computadora.

Si aún así quieres desinstalar Windows 10 del equipo, hemos hecho para ti una guía sencilla, donde te explicamos paso a paso qué debes hacer para lograrlo.

¿Listo para desinstalar Windows 10? ¡Empecemos!

¿Qué necesitarás?

Antes de comenzar, te recomendamos que hagas una copia de seguridad de los archivos importantes en un disco externo o un servicio de almacenamiento en la nube, que esté físicamente desconectado de la computadora con Windows en la que trabajarás. Windows no puede conservar los programas o las configuraciones cuando se muda a una versión anterior, por lo que también será buena idea que guardes los medios de instalación para cualquier programa.

También es mejor que descargues los controles para los diversos componentes de tu computadora antes de comenzar el proceso. Esto hará que sea más fácil poner todo en funcionamiento si Windows no selecciona automáticamente los controles apropiados. Particularmente, los controles de chipset, Ethernet, Wi-Fi y gráficos de la placa madre, pueden facilitar el proceso de configuración, así que guárdalos en una memoria USB para acceder fácilmente una vez que finalice la instalación de Windows.

pen drive en pc

Para Windows 8.1, Microsoft proporciona un servicio de descarga que te permite enviar los archivos de instalación a un nuevo DVD o usar una unidad flash. Si estás instalando una versión anterior de Windows, necesitarás el disco original (y posiblemente una grabadora de CD o DVD externa, si tu computadora portátil más reciente no tiene una unidad de disco), o puedes crear una unidad USB de arranque con Windows ISO. Además, necesitarás la clave del producto de Windows, es decir, el código de 25 dígitos que viene en la caja original de Windows, recibo de compra o puede estar ubicado en algún lugar de tu computadora.

¿Funciona con Windows 7 ?

Definitivamente, el antiguo Windows 7 todavía tiene una utilidad ocasional entre los usuarios avanzados que buscan reparar un software antiguo. Pero Windows 7 no puede actualizar, instalar o mantener archivos cuando está instalado en un sistema que ya ejecuta Windows 10, por lo que una nueva instalación es la única forma de lograr dicho objetivo.

Pasar a Windows 8.1

Una vez que hayas finalizado la copia de seguridad de tus archivos y programas, elimina todas las demás unidades de almacenamiento externo, tarjetas o discos, e inserta la unidad de instalación de Windows. Reinicia tu computadora y arranca desde esa unidad. Generalmente, este proceso requiere ingresar un comando de teclado para abrir el menú de inicio o ingresar el BIOS (UEFI en las computadoras portátiles y tabletas más nuevas) y seleccionar manualmente la unidad. Para discos, selecciona tu unidad de CD o DVD y para unidades más pequeñas, selecciona “USB” o “USB-HDD”.

sistema operativo windows
Michael Crider/Digital Trends

Después de esto, el proceso de instalación de Windows comenzará. Para Windows 8.1, la primera pantalla te permitirá seleccionar el idioma, tu ubicación y la del teclado. Después, haz clic en Siguiente y a continuación en Instalar ahora. Espera a que se inicie el proceso de configuración.

Instalación

Haz clic en Acepto los términos de la licencia y luego Siguiente en la pantalla de la licencia. Aparecerán dos opciones, Actualizar y Personalizar, pero sólo puedes elegir Personalizar, ya que el sistema de instalación de Windows 8.1 no puede actualizar de una versión más nueva a una anterior. En esta pantalla, deberás seleccionar la unidad de instalación. Aquí tiene dos opciones, puedes hacer clic en la unidad y luego en Siguiente para conservar los archivos antiguos de Windows en una carpeta en la nueva instalación, lo cual es útil como método de copia de seguridad secundario, pero no conservará los programas instalados, o la segunda opción es comenzar de cero, formateando la unidad de instalación.  Para ello, debes hacer clic en Formato, luego Aceptar y después de esperar el necesario para que se formatee la unidad principal, haz clic en Siguiente.

En la siguiente pantalla, el programa de instalación copiará los archivos de Windows de tu medio de instalación a tu computadora y comenzará a instalar el sistema operativo. Es importante que tengas en cuenta, que este proceso puede tomar bastante tiempo, así que, si tienes algo que hacer, puedes dejar tu computadora por unos 30 minutos a una hora, mientras esté conectada al cargador o le quede suficiente batería. En este tiempo tu computadora podrá sobrevivir sin ti. Después de unos minutos, deberías ver que Windows 8.1 comienza su primer proceso de inicio. Aquí seleccionarás algunas configuraciones. Simplemente sigue las instrucciones que aparecen en pantalla, ingresa tu nombre de usuario y contraseña cuando te lo soliciten y luego haz clic en Finalizar.

Las actualizaciones gratuitas, sólo para Windows 8.1 y 7

Si has utilizado la actualización gratuita de Microsoft para Windows 8.1 o 7 a Windows 10, puedes usar un proceso más automatizado para obtener tu software desde Windows. A pesar de que es más fácil que el anterior, porque conservará algunos de tus archivos, creemos que es mejor hacer una copia de seguridad de los datos personales en caso de que algo no salga como lo planeado. Vale la pena aclarar que este proceso solía funcionar hasta 30 días después de la actualización, pero desde la actualización aniversario de Windows 10, se ha reducido a solo 10 días. Después de ese tiempo, el sistema operativo eliminará los archivos anteriores para dejar espacio en el disco duro.

deinstalar windows 10 parte 3
Michael Crider/Digital Trends

Es importante que sepas que este proceso sólo te permitirá retroceder a Windows 8.1, pero si deseas volver a Windows 8, tendrás que usar las instrucciones anteriores, con la condición de que tengas los medios de instalación originales y apagues las actualizaciones para que funcione. Ve al menú principal de Configuración en Windows 10, haz clic en Recuperar, luego en Volver a Windows 8.1.  o Volver a Windows 7 y sigue las instrucciones en pantalla.

El sistema comenzará preguntándote ¿por qué quieres regresar a una versión anterior? Debes contestar algo sencillo, ya que Microsoft sólo está buscando las razones. Luego, te informará de que tus archivos seguirán allí, pero tendrás que volver a instalar las aplicaciones y se perderá la configuración. Cuando estés listo, haz clic en “Volver a Windows anterior” y empezará el proceso. Esto llevará bastante tiempo y el sistema se reiniciará con frecuencia mientras trabaja.

Esta opción solo está disponible durante el primer mes después de la actualización y no es compatible con versiones anteriores de Windows (incluso la versión original de Windows 8.) El proceso de Microsoft conservará tus archivos locales, pero no la configuración ni los programas de terceros.